Probando lo mejor de la gastronomía, en casa

Just Eat Malaga

¿Cuántos habéis visitado ya o tenéis pensado elegir Málaga como destino de vacaciones? La capital y su Costa del Sol suele estar entre los destinos preferidos de una buena parte de los españoles, y sobre todo, de bastantes alemanes e ingleses. Sin embargo, en los tiempos que corren, las preferencias se dirigen hacia estancias más cortas pero ante todo más baratas; quizás por eso, últimamente se busquen más los alojamientos rurales y los apartamentos con preferencia a los típicos hoteles.

Lo que para unos es una ventaja para otros puede ser un inconveniente, pero lo cierto es que este tipo de alojamiento permite el ahorrar también en la alimentación. Al disponer de cocina podemos prepararnos nosotros mismos nuestro desayuno, almuerzo o cena, pero por otro lado, al tener más intimidad y espacio que en una pequeña habitación de hotel, nos facilita la labor de en un momento determinado pedir por teléfono y que nos traigan la comida a casa (o en este caso, al apartamento). Imagináos sino esa situación de todo un día de andar recorriendo la ciudad y visitando uno y otro monumento. ¿Con qué ganas llegamos para cocinar? seguramente, ninguna.

Por eso viene bien, si vamos a viajar en estas condiciones, tener a mano una dirección segura donde poder reservar nuestra comida directamente “en casa”.

Eso es lo que nos ofrece “Just Eat“, una empresa que cubre ese servicio con la gran diferencia respecto de cualquier restaurante de comida adomicilio de que en realidad es una central en cuya página web podemos encontrar muchos restaurantes y, lo mejor, de diferentes tipos, de modo que podemos elegir entre comer pasta en una pizzería, rollitos de primavera en un chino, tacos de un mexicano, o una típica paella de un español. O en el caso de la gastronomía típica malagueña, el fresco gazpachito o las más nutritivo para los inviernos migas.

No hay ni que desplazarse de casa. De hecho no tienes ni por qué tener el teléfono. Simplemente basta una conexión a internet, entrar en su página web y comenzar a echar en el carrito de la compra los platos que desees comer. Es una página muy intuitiva y fácil de manejar y no tiene más problema que el de elegir entre tanto plato y restaurante.

Cuando hayas hecho el encargo sólo tendrás que esperar. En breve los tendrás llamándote a la puerte.

En suma, parece una buena solución para aquellas situaciones en las que seguramente nos hemos visto más de uno de no tener ganas de salir pero sí tener esos ruidos en el estómago que te anuncian el hambre.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Noticias


Deja tu comentario