La Carihuela, un barrio de Torremolinos

Cocinando espetos de sardinas en un chiringuito de La Carihuela

La historia de La Carihuela es la  historia de muchos barrios humildes de la costa. Éste era otro barrio de pescadores y de gente trabajadora, de la zona este de Torremolinos, que en los años del boom turístico en la provincia malagueña se empezó a convertir en lo que es ahora, un lugar de referencia para los que quieran disfrutar de un agradable paseo por el paseo marítimo o disfrutar de las agradables y movidas noches de verano.

Las casas de chamizo habituales de la zona, aún quedan algunas en las calles más alejadas de la playa, fueron dejando paso a las salas de fiestas y a los nuevos hoteles en los años 50, y el panorama cambió completamente.

Pero sin duda alguna, La Carihuela es famoso, más aún que por su amplia y preciosa playa y más aún que por sus hoteles y lugares de ocio, por ser un barrio en el que se come muy bien. Y el producto estrella aquí no podía ser otro que el pescaíto frito. A lo largo del paseo marítimo, encontrarás muchos bares y restaurantes en los que disfrutar de este manjar y de otros productos típicos de la cocina malagueña, como los espetos de sardinas que se preparan en plena calle.

Personalmente, tengo una especial predilección por Los Mellizos, uno de los restaurantes de la zona en el que te atenderán rápido y con mucho salero, y en el que cualquier plato de pescado está riquísimo. Pero hay muchos más por la zona, como ya hemos dicho, como por ejemplo, La Langosta, La Lonja o Las Albarizas.

Pero si prefieres otro tipo de cocina, seguro que encuentras por aquí un lugar a tu gusto. Hay por ejemplo muchos locales de comida rápida (pizzerías, hamburgueserías, kebabs …) y otros lugares, de mejor caché para este tipo de comidas. Algunos nombres que te pueden valer son Gattopardo, un restaurante de comida italiana, The Carvey, un asador que llevan unos británicos, o La Viña de Ale, si lo que te gusta es el arte del tapeo.

Foto Vía El Mundo

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Torremolinos


Deja tu comentario