Canillas de Aceituno, al pie de la Sierra de Tejeda

La Sierra de Tejeda es un lugar con una importante carga histórica, ya que en la prehistoria, el hombre elige este lugar y las cuevas que hay en él para buscar refugio y para llevar a cabo sus actividades básicas, primero la caza, y después el pastoreo.

Sin embargo, y pese al paso de varias civilizaciones por la región, no encontramos la noticia de un asentamiento constituido hasta la llegada de los musulmanes. Así nació Canillas de Aceituno, cuyo sobrenombre hace referencia a unos tejidos de seda verde, y no a la aceituna como se puede pensar, cuya producción y comercio fue la primera actividad económica de la población en aquellos años.

Hoy nos acercamos a este pueblo de la Axarquía malagueña, aunque a menos de una hora de camino de Málaga capital, y encontramos un pueblo típico andaluz, de calles pulcramente encaladas y un peculiar entramado de calles adaptado a la loma de la Sierra de Tejeda en la que se encuentra.

Dentro de la población, destacamos sus lugares de mayor interés. Comenzamos por la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario y San León Magno, una obra gótico-mudéjar del siglo XVI. El mudéjar es el estilo predominante en sus construcciones, y lo encontramos en la Casa de los Diezmos o en la Casa Esgrafiada. No nos olvidamos los restos del castillo, la muralla árabe, y del aljibe, todos ellos de la época musulmán.

Si tienes la oportunidad de comer en alguno de sus restaurantes, podrás disfrutar de platos propios de la gastronomía local como las gachas, el choto o el potaje de hinojos, un plato típico este de Semana Santa y de poblaciones de la provincia de Granada. No olvides pasar por una pastelería y probar los roscos tontos, el dulce más típico de la localidad.

Enclavada en el Parque Natural de la Sierra de Tejeda, Canillas de Aceituno es otro de esos balcones de la Axarquía. Desde su término municipal salen varias rutas de senderismo, para realizar a pie o a caballo. Recomiendo la Ruta de los Neveros, antiguo camino que usaban los vecinos para llegar hasta la cumbre y recoger nieve para su posterior venta, un empleo propio de los pueblos de montaña.

Foto Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario