- Sobre Malaga - https://sobremalaga.com -

MAF, el Museo Arqueológico de Frigiliana

Frigiliana se encuentra en el extremo oriental de la comarca de la Axarquía, en la Sierra Almijara, una región desde el pie del monte hasta la franja costera que registra la presencia humana desde los tiempos más remotos, debido a su singular geografía, excepcional clima y conectividad con regiones vecinas.

Desde aquellos tiempos prehistóricos Frigiliana llegó a ser una gran productora de azúcar y alcohol, incorporando los avances tecnológicos del siglo XIX como la máquina de vapor, como se puede ver en el Ingenio de Frigiliana.

A fines del siglo XIX estos productos fueron reemplazados por la vitivinicultura, con un nuevo auge a mediados del siglo XX, que se combina con un creciente desarrollo turístico; por ejemplo, el casco histórico de Frigiliana, muy bien conservado, es declarado como Paisaje Pintoresco. Más adelante, los espacios naturales comienzan a ser protegidos, como la Sierra de Almijara que es declarada Parque Natural.

Para saber todo esto y mucho más, lo mejor es visitar el MAF, el Museo Arqueológico de Frigiliana, que se dedica al conocimiento, protección y conservación del patrimonio histórico y cultural de la ciudad.  Funciona en un edificio emblemático, «El Apero», una edificación del siglo XVII cuya misión era prestar cobijo y atención a los arrieros que llevaban el ganado de un punto a otro de la región. Completamente restaurado, es actualmente además de Museo, Biblioteca Municipal, sala de exposiciones y Oficina de Turismo.

El recorrido por el Museo nos permite conocer los principales yacimientos arqueológicos de Frigiliana, como la Cueva de los Murciélagos, que alberga huellas del neolítico y la Edad del Cobre; esta cueva se encuentra en la margen oriental del río Higuerón y los hallazgos se encuentran en el Museo Provincial de Málaga.

También el antiguo poblado de los Poyos del Molinillo, que se cree estuvo habitado 2000 años antes de nuestra era, en la ladera de la ribera oriental del río Higuerón. Aquí se encontraron varios molinos, cerámicas y objetos metálicos; muy cerca del poblado se localizó un enterramiento doble que se produjo entre los años 2050 a 1870 a.C. Otro yacimiento de la región es el Cerrillo de las Sombras, descubierto en 1965 por el propietario de las parcelas, donde se encontraron unas tumbas con un rico ajuar funerario.

Continuando nuestro recorrido llegamos a las ermitas del Santo Cristo de la Caña, una edificación del siglo XVII, y la de San Sebastián, integrada al cementerio municipal; otros edificios modernos son el Pósito Real, la Iglesia de San Antonio de Padua, la Fuente Vieja y el Palacio de los Manrique de Lara y Condes de Frigiliana; también el Castillo y despoblado de Frigiliana, el fuerte, el molino, Maquinillas y Los Adarves, y, por supuesto, El Apero, donde funciona el museo.

Foto: vía Wikipedia