Vías ferratas, desafío a la imaginación

Comares

Una nueva forma de disfrutar de la naturaleza para escaladores inexpertos: las vías ferratas. Se trata de itinerarios verticales equipados con clavos, grampas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y otros elementos que permiten moverse con seguridad, ideales para principiantes o escaladores con poca experiencia o preparación pero que desean vivir nuevas experiencias.

Quienes lo han hecho dicen que es bastante fácil, como subir una escalera, y la seguridad está garantizada con cables de acero y arneses, pero como la altura y el cansancio hacen lo suyo, lo mejor antes de embarcarse en esta aventura será conocer las técnicas básicas y llevar el equipo adecuado. Pero un verdadero universo desde la altura espera a quienes sean capaces de aceptar este desafío.

Las primeras vías ferratas se crearon en los Alpes Italianos, y actualmente se encuentran muchas en Alemania, Francia y España y aquí, por supuesto, en Málaga, como éstas que hoy les invitamos a conocer.

Vía Ferrata de escalada en Comares: la innovación de esta vía ferrata es que resulta apta para cualquier usuario sin preparación previa, es decir que casi todos pueden disfrutarla. Se recorre en aproximadamente una hora, es de grado de dificultad B/C, las instalaciones son buenas; se debe ir provisto de arnés, casco, disipador de ferratas, guantes, botas y cuerda de 40.

Una vez en la entrada del pueblo de Comares se debe buscar la Calle de los Verdiales y de allí pasar al Tanatorio, donde hay un mirador y espacio para aparcar. Desde aquí se continúa a pie; llegaremos a una plaza donde se encuentra el panel informativo de los senderos. Se debe tomar el camino rojo Fuente Gorda, en la cara norte de Comares, donde realmente comienza la vía.

La vía termina en unas escaleras que conducen directamente al aparcamiento de vehículos. Es calificada como de iniciación y de libre acceso. Este dato es interesante, ya que muchas otras vías ferratas se encuentran en predios privados.

Istán: Siete a ocho peldaños ascendentes, hay también una tirolina y un paso de monos o puente de monos, dos cuerdas paralelas una encima de la otra montadas en cable de acero. Es muy vertical y los desprendimientos son frecuentes.

Gaucín: Es una vía ferrata de entrada y salida con tramos intermedios, pasamanos y peldaños para unir tres tirolinas, una de las cuales termina en un puente tibetano que da acceso a la pequeña vía ferrata de salida. Comienza en un sitio declarado Bien de Interés Cultural y finaliza en un terreno privado.

Foto: Ayuntamiento de Comares

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas senderistas


Deja tu comentario