La Alcazaba y otros monumentos de Antequera

Alcazaba de Antequera

La Alcazaba de Antequera es uno de los monumentos históricos más importantes de Málaga; orgullo de la provincia, fue el escenario de célebres hazañas y defendió heroicamente a la ciudad. En el año 1361 sus murallas fueron reforzadas con un revestimiento especial, se construyeron nuevas dependencias como la barbacana y se reconstruyó la Puerta de Málaga.

Antequera está estratégicamente ubicada en el corazón de Andalucía. Nuestra visita a esta ciudad nos dejará el recuerdo inolvidable de su historia antiquísima, como los dólmenes de Menga, Viera y El Romeral y los vestigios de la presencia romana, visigoda y musulmana. Precisamente a estos monumentos nos vamos a dedicar hoy, comenzando por la famosa Alcazaba, recientemente restaurada.

El sector más importante de la fortaleza es el que está formado por la Torre del Homenaje, llamada también de las Cinco Esquinas o Papabellotas, sobre la cual en el año 1582 se construyó el campanario que alberga también el reloj de la ciudad.

Otros lugares para ver son la Puerta cristiana, el Patio de Armas, la mazmorra, la Torre Blanca una de cuyas plantas estaba destinada a fines militares y la otra como vivienda; el aljibe nazarí, donde estaba la antigua mezquita, la Torre del Quiebro, demolida y reconstruida, la Tumba romana y sus Murallas.

Este magnífico monumento se levanta en la cima de un pequeño monte y fue construida sobre las ruinas de la ciudad romana; varias veces funcionaron aquí las Cortes de Aragón con la presencia del rey Alfonso V a comienzos del siglo XV, en las que se trataban graves cuestiones de Estado. También albergó a los obispos zaragozanos que la reconstruyeron, hasta que fue abandonada en 1656.  Actualmente se puede visitar de martes a domingos y cada media hora hay un recorrido guiado.

Ya que estamos en Antequera, aprovechemos para conocer otros monumentos históricos poco incluidos en los recorridos turísticos, como el Castillo de Cauche, de origen amohade, antiguo castillo medieval con un albacar de 300 metros de perímetro y un recinto interno de 210 metros. La muralla urbana, construida por los árabes y luego reconstruida, con elementos nazaríes y renacentistas, con sus tres torres albarranas y un torreón semicircular junto a una ermita. Otros recintos amurallados de origen íbero son los de Peñanegra, construido entre los siglos VII a V a.C., el Cortijo Catalán, más pequeño.

En cuanto a las torres, distinguiremos la Torre Ahacho, la de Gonzalo Hernández, de origen islámico, de la que sólo se conservan sus cimientos, la de los Árboles, también de origen islámico, en la cima de un monte, de la que se conservan sus restos hasta una altura de dos metros, y la del Cuchillo, en la cima de un cerro, de origen islámico medieval; tenía 4.7 metros de diámetro y se conserva su base y muros hasta casi los dos metros de altura.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antequera, Monumentos de Malaga


Deja tu comentario