Museo del Bonsai, pequeños árboles en Marbella

Museo del Bonsai

Este curioso museo de Marbella inaugurado en 1992 es un espacio único en España; sus colecciones se encuentran entre las mejores de Europa, por ejemplo entre ellas está la mejor muestra de olivos bonsái del mundo. Estas pequeñas obras de arte son el resultado de un paciente trabajo de cultivo de árboles y plantas cuyo tamaño se reduce mediante prácticas como trasplante, poda, alambrado o pinzado.

Además, se los modela y ambienta para crear pequeñas escenografías naturales o darles llamativos aspectos como árboles antiguos. Estas miniaturas invitan a reflexionar sobre la Naturaleza y al mismo tiempo disfrutar de la vista completa de árboles que a veces podemos ver al natural.

Las colecciones del Museo del Bonsai de Marbella incluyen hasta bosques completos, con ejemplares muy valiosos algunos de los cuales tienen varios siglos de existencia. La colección de olivos, de renombre internacional, está formada por especies silvestres; incluye el Olivo Acebuche de ¡trescientos años de edad! Los arbolitos están escenificadas con efectos de agua y rocas provenientes del Torcal de Antequera.

Otros ejemplares importantes son un almez que perteneció a una familia china por cinco generaciones, otros provenientes de Marbella, y especies autóctonas como el Pinsapo. En total son más de trescientos árboles en este particular museo que además brinda cursos especializados en el cultivo y cuidado de bonsái a cargo de su propietario o de asociaciones dedicadas al tema; los participantes de los cursos encuentran en los ejemplares de este Museo un gran estímulo y ayuda para orientar su vocación.  Por ejemplo, se realizan actividades de poda en verde, estudio de estilos como el Shakan o prácticas de formación, alambrado y trasplante.

El Museo del Bonsai de Marbella se encuentra en el Parque Arroyo de la Represa, sobre la Avenida del Dr. Maíz Viñal. Recordemos que este Parque es el cauce de un arroyo, ahora embovedado; aquí se puede disfrutar de dos estanques artificiales, pistas deportivas, espacios para hacer gimnasia y un parque infantil; está rodeado por unos grandes muros de piedra que armonizan con los restos del castillo árabe.

El Museo está abierto todos los días de mañana y tarde, con horarios de invierno y verano; los niños entran a mitad de precio. No dejemos el Museo sin pasar por su tienda especializada, en la que podrán adquirir libros, recuerdos y ejemplares de estos deliciosos arbolitos en miniatura; si se necesita una pausa reparadora, se puede comer algo en el restaurante del Parque.

Foto: Vía Panoramio – Ricardo Pérez Mayord…

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Marbella, Museos de Malaga


Deja tu comentario