El Parque Natural Sierra de Grazalema

Sierra de Grazalema

Estas espectaculares sierras que comparten las provincias de Cádiz y Málaga albergan bellísimos lugares como sus cañones y barrancos, creados por la fuerza de las aguas durante millones de años; así se formó la magnífica Garganta Verde, con sus 400 metros de profundidad o grutas laberínticas como el complejo Hundidero-Gato que es además la cueva más larga de Andalucía y el hogar de la mayor población de murciélagos de España.

En realidad estas Sierras son el paraíso soñado por escaladores, barranquistas y senderistas; del lado de Cádiz se encuentran las cimas más altas de esa provincia, mientras que del lado de Málaga se encuentran excelentes barrancos y paredes como los Cortados de Montejaque y Benaoján.

La vegetación del Parque tiene un sello de identidad: el pinsapar, especialmente en la Sierra del Pinar que es el lugar más lluvioso de la Península Ibérica. Actualmente se pueden encontrar pinsapos en los parques naturales de Sierra de las Nieves y Sierra Bermeja; si deseas visitar esta parte del Parque, te recomendamos informarte en el Centro de Visitantes, ya que es una zona de reserva y se limita la cantidad de visitantes por día.

Lo acompañan encinas, alcornoques y quejigos. en el típico matorral mediterráneo. Entre los representantes del reino animal encontraremos nutrias, ciervos, corzos, conejos, perdices y cabras montesas, además de ciento treinta y seis especies diferentes de aves entre las que se destaca el buitre leonado, con la mayor población europea.

La mejor forma de recorrer y conocer el hermoso Parque Natural Sierra de Grazalema es recorriendo sus senderos señalizados, a pie, en bicicleta o a caballo; aunque también son buenas propuestas, si se animan, verlo desde el aire volando en ala delta o parapente desde Cerro Albarracín o desde el agua partiendo del embalse de Zahara-Gastor.

El Parque Natural Sierra de Grazalema abarca 53411 hectáreas que incluyen además de los municipios gaditanos, los de Benaoján, Cortes de La Frontera, Jimera de Libar, Montejaque y Ronda en la provincia de Málaga.

Fue declarado Parque Natural en febrero de 1985. Para disfrutarlo con todos los sentidos, recomendamos tener en cuenta las indicaciones de la Junta de Andalucía, como evitar los ruidos, no arrojar residuos y mantenerse siempre en los senderos. Les recordamos que en este parque no está permitido acampar, hacer fuego, recolectar materiales o plantas ni capturar animales.

Si desean llevar algo de recuerdo a casa, podrán elegir entre distintos productos elaborados por empresarios y artesanos locales que llevan la marca del Parque, como objetos de cerámica o cuero y en cuanto a la gastronomía, jamones ibérico y blanco o quesos de leche de vaca o de cabra, y los deliciosos quesos de oveja en manteca.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Naturaleza en Malaga, Rutas senderistas


Deja tu comentario