El yacimiento arqueológico Cerro del Villar

Cerro del Villar

En la margen oeste del río Guadalhorce, a pocos kilómetros del centro de la ciudad de Málaga, se descubrieron los restos de un antiguo asentamiento fenicio, en un islote que ya no existe; es uno de los asentamientos fenicios más extensos del litoral malagueño y estuvo habitado desde el siglo VIII hasta comienzos del siglo VI antes de nuestra era.

Es el actualmente llamado Yacimiento Arqueológico Cerro del Villar, que fue descubierto en el año 1965 por el arqueólogo de Málaga Juan Manuel Muñoz Gamero; declarado Bien de Interés Cultural en el año 1998 es uno de los más importantes del Mediterráneo.

Los fenicios encontraron aquí un lugar ideal para sus actividades: tierras fértiles, frutos de mar, madera, buenas comunicaciones por tierra y por agua, protegido de los vientos…

Sin embargo no pudieron defenderse de las inundaciones, que provocaron el abandono de la aldea, que en el siglo V a.C. fue rehabilitada para la producción de cerámicas pero ya no como asentamiento humano.  Los habitantes de la antigua aldea emigraron hacia la bahía, a 8 Km. de distancia, donde fundaron una ciudad: Malaka, núcleo originario de la ciudad de Málaga.

La producción alfarera tuvo una gran importancia económica a principios del siglo VI en el mundo antiguo; la instalación de hornos de cerámica en el Cerro del Villar fue una ocupación prioritaria de los fenicios, que construyeron un gran edificio rectangular de unos 13 m. de largo, con una división interior para destinarlo a la fabricación de objetos de cerámica, que producían a partir de las arcillas y el agua del valle del Guadalhorce.

De allí salieron ánforas y pithoi, grandes recipientes que servían para almacenar productos que luego se embarcaban, como cereales, vino y aceite. Los fenicios introdujeron el torno de alfarero y enriquecieron la variedad y decoración de los objetos de cerámica, además de adoptar nuevas técnicas que incluían la metalurgia, como el tratamiento del bronce en hueco.

Un hallazgo interesante fueron las viviendas, entre las que se descubrió una planta completa; las casas se construían sobre bases de piedra y muros de adobe, con las habitaciones organizadas alrededor de un patio central. También se descubrió aquí una calle comercial de 5 metros de ancho, ya que tenía en los laterales pequeños habitáculos cubiertos destinados al intercambio de productos y mercancías, y una necrópolis de incineración.

El Yacimiento Arqueológico de Cerro del Villar es delimitado por el litoral de la antigua Isla del Villar, cuya altura sobre el nivel del mar no superaba los dos metros y tenía unas 10 hectáreas de superficie y aún tiene muchos secretos sin revelar, ya que la isla estaba completamente ocupada; muchos de los hallazgos se encuentran actualmente en el Museo de Málaga, como las cerámicas y objetos funerarios de la antigua necrópolis.

Foto: Cerro del Villar

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Malaga capital


Deja tu comentario