Antiguo Cine Echegaray, renovado Teatro

Teatro Echegaray

En la década del 30 del siglo pasado, en el N° 6 de la calle Echegaray, pleno centro histórico de Málaga, había un cine que acompañó las ilusiones de malagueños y malagueñas durante casi setenta años. Su hoy lejana primera función fue el 19 de noviembre de 1932, cuando se inauguró con la proyección de «El favorito de la guardia» y la última antes de cerrar sus puertas, en el año 2001.  En el año 2009 renació transformado en el Teatro Echegaray.

El cine había sido diseñado por el mismo arquitecto del Ayuntamiento y otros edificios de la ciudad, Manuel Rivera Vera. Tenía un lujoso vestíbulo decorado y las vidrieras eran de la prestigiosa casa Maumejean. Su capacidad total era de ochocientas localidades: 500 en el patio y 300 en el anfiteatro.

Las obras fueron impresionantes ya que el edificio estaba muy deteriorado.  La rehabilitación estuvo a cargo del arquitecto Francisco Peñalosa Izuzquiza, que no llegó a ver terminado su trabajo.  El Teatro Echegaray fue pensado como un espacio para extender y diversificar la oferta del Teatro Cervantes; a la muerte del Peñalosa en el año 2008, el encargado de continuar las obras fue su hijo Borja Peñalosa también arquitecto con sus colaboradores Salvador Moreno Peralta y César Olano Gurriarán. Actualmente se presentan espectáculos de vanguardia, lírica, música, teatro infantil, y también actividades didácticas.

Las obras de restauración del Teatro Echegaray devolvieron el aspecto original a la fachada y vestíbulo, pero el interior fue completamente remodelado, reorientando el escenario para aprovechar mejor el espacio. El nuevo diseño permite representar obras en el estilo convencional o en el llamado «en arena», donde el público está ubicado alrededor del escenario. Las novedades tecnológicas incluyen la posibilidad de adaptar el espacio para distintos espectáculos, las butacas removibles y la maquinaria que cubre todo el teatro.

La capacidad total es de 300 espectadores, distribuidos en un patio y dos anfiteatros. El escenario tiene un ancho de embocadura de 10,95 metros y 7 metros de alto, un sistema de iluminación programable y regulable electrónicamente con 48 focos a cada lado, 12 en el fondo y 54 en el peine.

El patio de butacas es también un espacio escénico y posee unas barras motorizadas de las cuales se puede colgar casi cualquier elemento inclusive los que requieran energía eléctrica. Está equipado también con videocámaras y grabadoras, posee tres camerinos colectivos uno en cada planta y se ha abierto una entrada por el Pasaje Moratín, destinada a carga, descarga, entrada de actores y técnicos.

Es importante señalar que las nuevas instalaciones están adaptadas a las necesidades de personas con movilidad reducida, aunque se deberá comunicar su participación anticipadamente. Si llegan en su propio auto, podrán aparcarlo en la Alcazaba y en las calles Tejón y Rodríguez, Refino, Granados y Santa Lucía.

Foto: Teatro Echegaray

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Malaga capital


Deja tu comentario