Alozaina, la fortaleza más pequeña y bella

Alozaina

Alozaina es un pequeño municipio de la Costa del Sol; la villa está ubicada en el borde occidental de la Comarca del Valle del Guadalhorce, un poco elevada, custodiando un territorio que se extiende desde Valle de Río Grande hasta la cima de Sierra Prieta al norte.

Alozaina tiene una posición privilegiada, pues desde aquí se puede ver el Mediterráneo, la costa africana, la ciudad de Málaga, la laguna Fuente Piedra y hasta parte de Sevilla.

Sus poco más de 2.200 habitantes se denominan «pecheros», antiguamente la gente del pueblo obligada a pagar impuestos, y el nombre de la villa significa pequeña fortaleza. Así es Alozaina, pequeña y fuerte, altiva y bella como su heroína, María Sagredo, que la defendió de los moriscos desparramando sobre ellos enjambres de abejas.

Nos recibe con un gran arco en la entrada del pueblo, construido en 1951, convertido en el símbolo del pueblo con su aire morisco. Alozaina es el lugar ideal para quienes buscan un rincón alejado y tranquilo para descansar el cuerpo y el espíritu y relajarse disfrutando de los hermosos paisajes, uno de los orgullos de la villa, como el del Valle de Jorox. Y también, compartir la vida de sus habitantes, que cultivan por igual la tierra, los antiguos oficios y la hospitalidad.

Cosas para hacer: adquirir sus artesanías, visitar una granja escuela con los niños, participar de sus alegres fiestas como el Carnaval de la Harina -de más está decir cómo terminan todos-. Recorrer el sendero Cuesta de Pino Alto hasta La Ventanilla y si alcanzan las fuerzas, hasta el punto más alto desde donde se domina todo el valle del Guadalhorce.

Lugares para ver: Los llamativos paisajes de la Sierra Prieta, en especial La Ventanilla; la Cueva del Algarrobo donde se encontraron vestigios del paleolítico como herramientas de casa, y objetos de oro de la Edad del Bronce, así como huellas del paso de los íberos y los fenicios. La Iglesia Parroquial de San Ana, del siglo XVIII, con la planta en forma de cruz latina y la portada de ladrillos rojos con arcos de medio punto. Una inscripción sobre azulejos recuerda la conquista del pueblo en 1484. La torre es cuadrada en la base y el campanario es octogonal. El castillo de María Sagredo; los elementos originales son parte de una torre y restos de la muralla y el resto fue reconstruido a mediados del siglo XX; es un excelente mirador.

Es muy fácil llegar desde Málaga por la carretera A-357, tomando la A-355 en dirección a Coín después de Cártama y luego la A-366. Incluso Alozaina apenas está a unos 50 kilómetros, por lo que puede resultar una excursión muy interesante.

A dos kilómetros del casco urbano, en los Hoyos de los Peñones, hay una curiosidad histórica: una celda eremítica excavada en la roca, de los siglos IX ó X, de la época mozárabe, rodeada de tumbas.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario