El patrimonio artístico de la Diputación de Málaga

Alegoria del mar

El patrimonio arquitectónico de la Diputación de Málaga es bien conocido; está formado por un conjunto de inmuebles de valor histórico y cultural que se encuentran en la ciudad de Málaga y sólo uno de ellos fuera de la ciudad: la Casa Museo de los Colarte, una mansión del siglo XVIIII que está en Antequera.

Los otros son: el Palacio Provincial, del siglo XX, el Palacio de Valdeflores y la Casa de Expósitos, de los siglos XVIII al XIX, la Plaza de Toros «La Malagueta», del siglo XIX, y el Centro Cívico o Casa de la Misericordia, y Edificio Alameda, del siglo XX.

Sin embargo, no es tan conocida su colección de obras de arte que se puede admirar en distintas dependencias públicas, llamativa tanto por la cantidad como por la calidad de las obras que se han ido integrando al patrimonio de la Diputación a partir de adquisiciones, legados e iniciativas culturales, como su participación en la creación de la Academia y Escuela de Bellas Artes.

Otras acciones culturales que le han permitido involucrarse activamente en la vida cultural y en especial de la creación plástica, fueron la formación y promoción de artistas en ciudades como Roma o París y la creación de cátedras que convocaron a grandes maestros como Fernando Ferrándiz y A. Muñoz de Degrain.

Entre las veinticuatro obras pictóricas que integran el patrimonio artístico de la Diputación de Málaga hemos seleccionado estas dos especialmente para ustedes:

Alegoría del Mar, de Antonio Cañete Sánchez. Es una pintura al óleo sobre lienzo pegado en una tabla, del año 1967, que se encuentra en el edificio de la Diputación de Málaga. Forma parte de un grupo de cuatro Alegorías que la Diputación encargó a cuatro artistas para decorar el edificio; los otros pintores fueron Luis Bono, Rokero y Virgilio Galán.   Retrata un desembarco de pescado en el Puerto de Málaga, con el Paseo de la Farola como fondo de esta pintura de estilo clásico, en tonos pastel y atmósfera intimista.

Doce paseros, de Evaristo Guerra. Pintura al óleo sobre lienzo, marco caña de madera, del año 1972. Se encuentra en el edificio de la Diputación de Málaga y fue adquirido por la institución junto con otros dos, posteriores, del mismo artista, que junto con María Pepa Estrada y Manuel Blasco conforman un grupo representantivo de la llamada «corriente naif» malagueña.  Este pintor autodidacta refleja con este estilo ingenuo y nostálgico, el paisaje, los pueblos, una idea del mundo relacionada con la naturaleza.  En este cuadro representa una escena típica de la Axarquía que es el trabajo de los secadores de pasas.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Atracciones en Malaga


Deja tu comentario