Cuatro edificios emblemáticos de Málaga

casa del jardinero

Saliendo del puerto de Málaga accedemos a la plaza de la Marina, donde se inicia el Paseo del Parque. Este magnífico lugar de la ciudad tiene tres paseos principales, de 800 metros de longitud y 10 de ancho, ocupando una superficie de 33.000 metros cuadrados que llegan a 64.250 si les sumamos los 5.300 del norte y los 6.200 de los Jardines de Pedro Luis Alonso.

El Paseo del Parque se fue configurando arquitectónicamente con fuentes, estanques y estatuas al mismo tiempo que se implantaban las especies vegetales traídas de todo el mundo; no es simplemente un paseo en el que las plantas cumplen una función ornamental, sino que es un verdadero conjunto botánica de flora tropical.

Desde el recinto Eduardo Ocón se puede ver el puerto, las zonas de juegos infantiles y un estanque de plantas acuáticas, además de las especies más destacadas del mundo vegetal que han encontrado aquí su hogar, como la encina, palmera china, la Kentia procedente de Nueva Zelanda, la jacaranda o el jacarandá como se le dice en su tierra natal: Argentina, Bolivia y Perú; la palmera vietnamita, el coco plumoso también originario de América del sur, bambú y muchas más.

Desde este punto del Paseo del Parque precisamente, podemos ver con claridad cuatro edificios emblemáticos de la ciudad de Málaga:

La Casa del Jardinero Mayor del Parque, en la que actualmente funciona la oficina de Información y Turismo; es un pequeño palacete del año 1908 que ocupa el centro del Jardín, proyectada por Manuel Rivera Vera en 1908 y su ubicación permite observarla desde todos los ángulos.

El edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga, antigua sede central de Correos y Telégrafos, diseñada por Teodoro de Anasagasti y Algán en 1916 e inaugurado en 1923. Es uno de los cincuenta y tres edificios de Correos que se construyeron durante la presidencia del gobierno de Antonio Maura y su estética revela el estilo regionalista con detalles del mudéjar. Es una planta cuadrada con las esquinas redondeadas, y tiene el detalle de la puerta principal descentrada, que se abre a un arco de ladrillos de medio punto.

Este notable edificio, adquirido por la Universidad de Málaga en 1998, fue restaurado por los arquitectos Rafael Roldán y Álvaro Gómez y durante las obras se descubrieron varias piletas de salazón, que se incorporaron a la obra como una muestra del pasado y el presente.

Luego se encuentra el Banco de España, edificio de estilo neoclásico diseñado por el arquitecto José Yarnoz, entre 1933 1936, otorga una sensación de solidez y estabilidad con un toque de art-decó muy apropiado al BAnco y a la época. El vestíbulo está recubierto de mármol gris y posee una magnífica claraboya.

Para finalizar este interesante recorrido, la Casa Consistorial, donde funciona el Ayuntamiento de la ciudad.

No sé si sois amigos de hacer una de esas visitas panorámicas que siempre suelen incluirse en las ofertas de viajes (particularmente, yo prefiero recorrer estos sitios por mi cuenta), pero si lo sois, y estáis pensando en hacer una de ellas, casi con total seguridad os incluirán estos edificios en el recorrido.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Atracciones en Malaga, Monumentos de Malaga


Deja tu comentario