La Ruta del Clérigo, turismo urbano en Málaga

Palacio Episcopal de Malaga

La ciudad alberga numerosos edificios, rincones y espacios históricos y monumentales que sorprenden a los turistas pero a veces pasan inadvertidos para quienes la transitan diariamente.  Por eso, les invitamos a recorrer juntos la Ruta del Clérigo, un paseo urbano convocado por los principales monumentos religiosos.

El punto de reunión para recorrer la Ruta del Clérigo es, sin ninguna duda, la Plaza del Obispo, justo frente a la Catedral, en la cual se respira una profunda religiosidad; en su centro luce una fuente de pedrería.  Esta fuente, construida en el siglo XVIII, formó parte de la red que abastecía a la ciudad con el agua proveniente del Acueducto de San Telmo.

El Palacio Episcopal es un edificio del siglo XVIII que actualmente funciona como espacio de exposiciones, albergando el Museo Diocesano. En realidad el Palacio Episcopal está compuesto por dos palacios; durante obras de reforma realizadas en el año 1998 se realizaron excavaciones arqueológicas que revelaron un tramo de la antigua muralla romana. Ocupa toda una manzana; el primero de los palacios fue construido en el siglo XVI y el segundo, que estaba destinado a la residencia del obispo, en el siglo XVIII.

Se supone que este edificio de estilo barroco fue diseñado por Antonio Ramos, el mismo arquitecto que diseñó la Catedral. En su parte central hay un jardín que actualmente está reservado para el Arzobispado, decorado con preciosos zócalos de azulejo con representaciones de figuras populares. Una parte de este Palacio se destinó al Museo Diocesano de Arte Sacro, dedicado a obras pictóricas y esculturas y que tiene una magnífica colección de orfebrería litúrgica. Declarado monumento histórico artístico en 1979, fue rehabilitado por la Junta de Andalucía para Sala de Exposiciones y actos culturales.

El otro palacio es la Catedral de la Encarnación, de estilo renacentista, construida entre los siglos XVI y XVIII cuando se creó un impuesto al vino, las pasas y el aceite, para terminarla. Es llamada «La Manquita» porque le falta una torre, la del lado sur, además de estar incompleta en varias partes por esa construcción interrumpida hace doscientos años. Alberga el Museo Catedralicio y las obras de mantenimiento están a cargo de la Escuela-Taller Molina Lario.

Si la idea es sentarse a tomar algo, alrededor de la plaza encontraremos muchos lugares de tapas y bebidas; estamos en una de las zonas más cotizadas de la ciudad. Luego recorreremos la calle Molina Lario que nos lleva directamente al Puerto, pasando primero por la Plaza de la Marina donde se encuentra el edificio de la Diputación Provincial de Málaga.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Malaga capital


Deja tu comentario