El Palacio de Mondragón, patrimonio de Ronda

Palacio de Mondragon

Este Palacio, llamado también Palacio del Marqués de Villasierra, es uno de los principales tesoros arquitectónicos de Ronda y su monumento civil más significativo. Fue la residencia de un príncipe y un gobernador musulmanes: Abomelic, hijo del sultán de Marruecos Abul Asan, y el último gobernador musulmán Hamet el Zegrí. Actualmente funciona aquí el Museo de Historia de la ciudad.

Sin embargo no queda casi nada de la época musulmana en este Palacio; investigaciones arqueológicas han revelado que se organizaba alrededor de un patio y tenía el jardín incorporado. Es que durante la época cristiana se le hicieron importantes reformas, como el patio más cercano al Tajo que permite el acceso al jardín. Este es un patio muy original; posee una triple arquería baja en tres de sus lados, formada por arcos de medio punto, construidos en ladrillo sobre columnas de mármol con base, capitel y ábaco.

Tangente a los arcos se creó una franja horizontal de ladrillo saliente, en realidad un alfiz, es decir, una fina moldura que recuadra los arcos. La cornisa, también de ladrillo moldurado, forma una franja lisa decorada con azulejos, que también se encuentran en otros sectores con un aire inefablemente renacentista. Este patio sirvió de modelo para otro que se construyó en Sevilla, en el Patio de Levies, actualmente Galería de los Reales Alcázares.

Hay otro patio, de estilo gótico tardío, con columnas de piedra y capiteles, que permite acceder a la planta intermedia.  La parte exterior de la fachada se construyó en el siglo XVIII, decorada con columnas de estilo dórico, jónico y corintio, y se destaca en su interior el bellísimo artesonado mudéjar del salón noble.

El Museo de la Ciudad exhibe los objetos más representativos de su historia cultural, organizados en torno a tres ejes. Uno es el eje histórico, con colecciones que reflejan la riqueza, variedad y significación histórica del patrimonio arqueológico e histórico, pasando por el mundo de las cuevas, la época megalítica, el mundo romano a través de Acinipo y la necrópolis; la época antigua, mundo funerario musulmán y la ciudad en el siglo XIX.

Otro eje es la etnografía, cuyas muestras nos llevan de la mano a viajes por la identidad popular a través de su vida cotidiana, como sus oficios y ocupaciones, productos de consumo tradicionales como quesos y bebidas. Finalmente el eje de la Naturaleza, en base a los bellos espacios naturales que forman la región, como el Parque Natural Sierra de las Nieves, Parque Natural Los Alcornocales y Parque Natural de Grazalema.

El Museo abarca también otros espacios destinados a investigación, trabajos técnicos, almacenamiento, servicios, taller de restauración. No dejemos este museo sin pasar por su tienda, donde podremos adquirir recuerdos para llevar a casa, y si necesitamos una pausa reparadora podremos sentarnos a tomar algo en las mesitas del jardín.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ronda


Deja tu comentario