El poblado nazarí de Ronda, historia viva

Torre del Vigia

El Poblado Nazarí se encuentra al sur de la Serranía de Ronda, un lugar que en el siglo XV fue una de las últimas fronteras entre el reino Nazarí de Granada y la Cristiandad. Los nombres de sus lugares y sus habitantes nos recuerda el florecimiento de una cultura que ha dejado sus huellas por toda la península. El poblado se encuentra en el término municipal de Cortes de la Frontera y forma parte de un proyecto de recuperación de la memoria histórica y la creación de nuevos espacios culturales y turísticos, en el que participa toda la comunidad.

Mirando un poco hacia atrás en el tiempo, descubriremos que a partir del siglo XIV el Reino Nazarí perdió ran parte de sus territorios y sobre todo el control del Estrecho de Gibraltar; pero a cambio, logró la supervivencia del Reino de Granada y un legado cultural que sigue asombrado a millones de personas.

Es muy fácil llegar al Poblado Nazarí: en Cortes de la Frontera deben tomar la carretera A-373 en dirección a la Cañada del Real Tesoro o Estación de Cortes; en el Km 61 una curva cerrada nos deja ver una impresionante puerta de hierro de que es la entrada al poblado. Un edificio de ladrillos lleno de arcos y bóvedas es la imagen del Pueblo Nazarí que ya comienza a recorrer el mundo. Aquí funciona una Escuela Taller cuyos alumnos, jóvenes estudiantes de distintos pueblos de la Serranía de Ronda, trabajan para recuperarlo y reinaugurarlo como Centro de Interpretación.

Veremos una torre vigía del siglo XIII y podremos recorrer un sendero de tierra que nos lleva hasta un pequeño estanque rodeado de plantas. Siguiendo este camino llegaremos a la pequeña aldea, muy pequeña, con seis o siete casas habitadas por familias desde hace generaciones, que mantienen un estilo de vida muy parecido al de sus antepasados.

Las casas son de piedra y mortero, con las paredes encaladas; la aldea se provee de agua de una pequeña acequia y en las casas hay aljibes que utilizan todavía el antiguo sistema de lebrillos, cazuelas y ataifores; los hombres tienen oficios como herreros o carpinteros y algunos trabajan en el campo; las mujeres son costureras, se ocupan de la casa y los animales.

Detrás de la Escuela Taller se encuentra una cafetería y restaurante decorada con murales de inspiración mudéjar; una de las vigas del artesonado reproduce la del salón noble del Palacio Mondragón de Ronda.

La construcción del Poblado Nazarí recrea la historia viva de la región, permitiendo una mejor comprensión de la cultura y las tradiciones de Al-Andalus cuyo legado cultural configura la actual Andalucía, en el marco de un turismo sostenible. Permitirá a los visitantes saber cómo era la vida en aquella época, las costumbres, los detalles de la vida doméstica y mucho más.

Si nos léeis desde fuera y os planteáis un viaje a España, os recomiendo el venir a Málaga, y si lo hacéis, por favor, no dejéis de visitar Ronda, la ciudad más bonita dentro de la provincia para mi gusto, y andar por este trazado nazarí. Una interesante y poco convencional forma de saber más y conectarnos con nuestro pasado.

Foto: La voz de Ronda

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario