- Sobre Malaga - https://sobremalaga.com -

La ruta de los Castillos

Especial para románticos, enamorados y aventureros, esta ruta nos propone conocer monumentos religiosos, civiles y naturales en tres pueblos que además esconden otras bellezas hasta ahora poco conocidas en la comarca del Guadalteba.

Son fortalezas defensivas construidas desde la época de los visigodos, en el estratégico triángulo formado por la Comarca de Antequera, el Valle del Guadalhorce y la Serranía de Ronda. Hoy les invitamos a recorrer las fortalezas y castillos de Ardales, Cañete la Real y Teba y al mismo tiempo disfrutar de las bellezas paisajísticas de la región.

Ardales: Posee tres castillos, uno dentro de la villa. Sin dudas el principal es el Castillo de Bobastro; también veremos la fortaleza medieval de Turón y el castillo de Peña, en la villa, que con sus escalinatas y jardines es uno de sus mejores espacios. Podremos visitar la Cueva de Doña Trinidad y el Museo Municipal. Sus fiestas principales son en septiembre: Feria y Romería de la Virgen de Villaverde. Por otra parte, aquí se encuentra el famoso Desfiladero de los Gaitanes.

Teba: se encuentra aquí un el mayor de los castillos, el castillo romano de La Estrella, del que conservan la Torre del Homenaje, grandes tramos de los baluartes y un espectacular Patio de Armas. Podremos visitar también el yacimiento arqueológico romano en Teba la Vieja, la Iglesia de la Santa Cruz Real, Convento de San Francisco del siglo XV, la Ermita de Nuestra Señora del Carmen, Palacete del Marqués de Greñina y Museo Histórico Municipal. Las fiestas principales de la villa son la romería de mayo y la feria de Santo Toribio en agosto. En cuanto a bellezas naturales, aquí se encuentra el impresionante desfiladero del Tajo del Molino.

Cañete la Real: cuenta con tres castillos, dos en la periferia y uno, el castillo Hins Canit, excelentemente conservado y remodelado, con el barrio mudéjar a sus pies, que se encuentra en el núcleo urbano de la villa. Renglón aparte para esta localidad, por su deliciosa gastronomía popular que no debemos dejar de probar, en especial sus dulces y aceites.

Podremos visitar también el Museo de la Edad Media y el Museo Romano, que exhiben piezas únicas de gran valor arqueológico. Otros lugares para ver en esta villa son la Iglesia San Sebastián, el Convento San Francisco y el Monasterio de las Carmelitas y su fiesta principal es en septiembre, en homenaje a la Virgen de Cañosantos.

Para llegar, debemos tomar las carreteras A-367, MA-475 y A-6210, y a lo largo de las cuales encontraremos distintos alojamientos rurales que igual te resultan más acogedores que un hotel tradicional, debido no sólo al entorno sino también al ambiente que en ellos se respira.

Foto: Wiki Commons