Turismo rural en Casabermeja

Casabermeja

Este municipio ubicado a 20 Km. de la capital, nos espera con su sinfonía de colores bajo el gris de los montes que lo rodean: el Torcal, Sierra de Cabras, Sierra de Co, Sierras de los Camorolos, que vuelcan sobre el pueblo las aguas del Arroyo Coche y el río Guadalmedina.

Situado al norte de los Montes de Málaga, poblado desde los tiempos más remotos, nuestros antepasados han dejado huellas de su presencia, lo mismo que los romanos y árabes, y un castillo rojo del que hoy solamente perdura la torre centinela dio su nombre a la villa.

El núcleo urbano se desarrolló al pie del monte y predominan las actividades agrícolas y el cultivo de la vid y el almendro; se articula en torno al eje que forma la calle Real donde al mismo tiempo se concentran los principales edificios públicos y lugares de reunión de la gente de la villa. Fuera del casco urbano, se han formado urbanizaciones que permitieron el asentamiento de nuevos habitantes, con servicios, comercios y zonas industriales.

Casabermeja se posiciona como un destino excelente para el turismo rural por su riqueza natural y paisajística, su patrimonio histórico, arquitectónico y folklórico, sus artesanías y una creciente red de casas rurales y hotelería para todos los gustos, además de estar muy bien comunicada.

Lugares para ver: la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro, su monumento más importante, con la gran torre que es un emblema de la villa. El Cementerio, declarado Monumento Nacional en 1980 debido a sus características únicas, con sus panteones, túmulos y pináculos de blanco impecable. La Torre Zambrana, del siglo XIII, a pesar de su poca altura, debido a la geografía del lugar, domina un sorprendente panorama de la provincia. Los yacimientos arqueológicos como las pinturas rupestres de Piedras de Cabrera, los sepulcros megalíticos del Hospital y Monte Calvario, los dólmenes de Chapera; los vestigios de la presencia romana como el Alfar Romano del Alcaide, la Fuente de las Parras y la Casa de Arias.

Cosas para hacer: además de disfrutar del turismo rural, compartir las costumbres populares de los habitantes de la villa, como la celebración de “La Mimbre”, un ritual para sanar a los recién nacidos con quebraza (una enfermedad de la piel), y es la celebración de San Marcos, que consiste en salir a comer al aire libre, a la Casa de Arias, donde se “ata al diablo”, es decir se anuda el trigo espigado para protegerse de los males del fatídico personaje.

Es muy fácil llegar a Casabermeja: desde Málaga, la autovía A-4 (N-331) nos dejar directamente a las puertas del pueblo.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga, Rutas senderistas


Deja tu comentario