- Sobre Malaga - https://sobremalaga.com -

El pinsapo de Las Escaleretas

Este pinsapo de dimensiones impresionantes (veinte metros de altura, tres de diámetro) ubicado en el término municipal de Parauta, dentro del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, es el más viejo de todos y por eso ha sido declarado Monumento Natural.

Llamado también “Encina Valdecillas” o “la madre de todas las encinas”, este árbol de la familia de los abetos es una verdadera rareza, una joya de la botánica puesto que sobrevivió a los tiempos glaciares, y se piensa que el clima especial de la Serranía de Ronda, su humedad y zonas umbrías han permitido el desarrollo de esta especie exclusiva de la región.

Precisamente en el pinsapar mejor conservado se encuentra este ejemplar que tiene, se calcula, entre 350 y 550 años de edad; testigo de la historia y muchas de sus vicisitudes, pertenece a la especie Abies pinsapo Boiss.

Aprovechemos la visita al abuelo de los pinsapos para conocer la pequeña villa de Parauta, al sur de la Sierra del Oreganal, dispar territorio donde conviven zonas rocosas y áridas con otras cubiertas de verde, además de la parte de su territorio que conforma el Parque Natural Sierra de las Nieves.

Se dice que Parauta surgió de la unión este pueblo con otro llamado Cartajima, cuyo núcleo urbano desapareció; aunque también se piensa que puede haber sido fundado por los árabes, bastante acertado desde el punto de vista de su trazado urbano, y también una leyenda afirma que aquí nació el caudillo muladí Omar Ben Hafsun.

Es muy fácil llegar a Parauta, desde cualquier lugar de la Costa del Sol tomando la AP-7 (N-340) en dirección a San Pedro de Alcántara; allí la A-376 en dirección a Ronda y unos 10 Km. antes de llegar a la Ciudad del Tajo, tomar el desvío de la A-519 que nos dejará directamente en Parauta.

Además de los atractivos naturales, Parauta nos espera con su trazado morisco, sus calles absolutamente irregulares y sus casas rústicas; podremos ver la iglesia de la Inmaculada Concepción, en la parte norte de la villa, construida en el siglo XVI, con planta en forma de cruz latina y torre mudéjar; alberga la imagen de una Dolorosa del siglo XVIII y una escultura en madera policroma de San Pascual Bailón, que es una copia realizada por Adrián Risueño, del original realizado por el famoso Pedro de Mena.

Foto: vía Panoramio