Pueblos de Málaga: hoy, Jubrique

Jubrique y Algatocin

Este pequeño municipio de poco más de ochocientos habitantes se ubica al sur de la Serranía de Ronda, a 105 Km. de la capital. Buena parte de su territorio se encuentra en el valle del Genal, en lo más alto cubierto de castaños y vides y con pequeños huertos cerca del río, donde cultivan frutas y hortalizas.

Se han encontrado vestigios de la presencia romana y antecedentes de la población morisca. Cuando los moriscos fueron expulsados al norte de África algunos regresaron, como Marcos el Meliche, famoso bandolero que asoló la serranía de Ronda durante el siglo XIX.

Es muy fácil llegar a Jubrique, partiendo de Estepona por la A-557, carretera comarcal que tiene pronunciadas curvas pero nos ofrece un paisaje incomparable. Si se sale de Ronda, hay que entrar por la A-376 y de inmediato tomar la A-369 hasta Algatocín, de donde parte la MA-536, que nos deja justo en esta villa que alcanzó su esplendor a mediados del siglo XIX, especialmente con la producción de vinos que continuó hasta bien entrado el siglo XX, incluso actualmente las únicas destilerías que existen en Ronda pertenecen a una familia de Jubrique.


Lugares para ver en Jubrique: el casco urbano, con sus paredes blanqueadas a la cal y calles laberínticas, demostración de la adaptación de la arquitectura popular a las irregularidades del terreno. El edificio más importante del pueblo es la iglesia parroquial de San Francisco de Asís, cuya construcción fue iniciada en el siglo XVI o en el XVII y varias veces reformada. Alberga varias interesantes imágenes en madera policromada realizadas en el siglo XVIII, de San Francisco de Asís, el Nazareno y una Virgen de la Caldelaria.

Cosas para hacer en Jubrique: Ideal para la práctica del senderismo, no sólo en los alrededores del pueblo sino recorriendo las pistas y llegando a los pueblos vecinos como Faraján Pujerra, Genalguacil, Benalauría e incluso Sierra Bermeja y el valle del Genal.  Hay senderos de diferentes dificultades y muchos lugares de llegada para elegir. Participar de sus fiestas como la Semana Santa, con encuentros de cofradías y una imagen de la Virgen que se enjuga las lágrimas; la Semana Cultural a principios de mayo, con recreaciones de la Edad Media; la fiesta del Emigrante.

No dejemos Jubrique sin disfrutar su exquisita gastronomía, basada en productos de la tierra, sus quesos de cabra y repostería, todo bien acompañado con mosto blanco y el aguardiente del lugar.

Foto: Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario