Agua, ríos y pueblos, Málaga en lucha

agua-rios-y-pueblos

No he querido hablar de esta exposición, «Agua, ríos y pueblos» hasta no haber bajado al centro a nuestra popular calle Larios para ver en persona las imagenes fotográficas que se nos ofrecen. El motivo era lo suficientemente extraordinario como para dedicarle el tiempo necesario y ver las fotos una a una.

Despertar la conciencia ciudadana y hacerlo de este modo, a través de una exposición es algo hermoso, aunque desgraciadamente, cuántas veces me resulta utópico. Quizás podamos actuar sobre los más jóvenes, sobre nuestros niños, sobre nuestros hijos, impactándolos visualmente, haciéndolos conscientes de la necesidad de defender nuestro planeta, de protegerlo, de luchar por un bien que se nos está volviendo tan escaso como el agua y sobre todo, concienciarlos de que no podemos alterar el orden natural de las cosas para evitar graves consecuencias humanas y materiales.

Y a fé que consiguen impactar. Porque las fotos, que nos muestran algunos de los más graves conflictos ocurridos en el mundo por problemas hidrológicos, están llenas de una trágica realidad que desgarra, de una fuerza descontrolada que en torbellinos de agua parecen inundar todo el interior del alma para ahogar el sollozo de tantas caras que sufren en ese papel fotográfico. Son las fotos del resultado de la ambición del hombre por dominar la Naturaleza, con presas, con diques, con embalses; hoy, y a través de esas fotos, se puede ver la mano humana en la degradación de la Amazonía, del río Mekong, del Ganges o del Lago Chad.

Hoy el mundo se desertiza por nuestra culpa, pero también lo ha hecho el corazón que se vuelve más duro, más pétreo. Hoy 1.200 millones de personas, que se dice pronto, no pueden acceder a agua potable; hoy diariamente hasta 10.000 personas mueren, y más de una cuarta parte de ellos niños pequeños por tener que beber aguas contaminadas. ¿Y qué hacemos? mirar para otro lado. Todos. Sin excepción.

Desgraciadamente sólo los niños sabrán leer más alla de esas imágenes, porque nosotros, insolidarios adultos, llegaremos a casa apenas una hora después, o dos, y habremos olvidado cuanto hemos visto; habremos enterrado el mensaje, una vez más, entre las gruesas capas del estrés diario y del sákvesa quien pueda.

Una última mención. La del organizador de esta exposición de nombre «Agua, ríos y pueblos«: la Fundación Nueva Cultura del Agua. 200 fotos que se encuentran en la Plaza de la Constitución, expuestas hasta el día 4 de julio.

No faltéis. Al menos compartid ese pequeño momento de estar allí, y en silencio, aunque sea sólo un minuto, para recapacitar sobre el mensaje…

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Actividades Culturales


Comentarios (1)

  1. Natalia dice:

    La exposición de fotografías me pareció muy interesante ,conmovedora y cien por cien realista. Espero se hagan más actos para concienciarnos de que el agua es el mayor tesoro que posee el ser humano.
    También me gustaria comentar que no me parece lógico lo que se pretende hacer en Guadalmar, que es construir otro campo de golf y una urbanización, aunque Ecologistas en Acción me informó de que en vez de una urbanización la propia Junta de Andalucia habia dado el visto bueno para la construcción de un parque, es decir, que esa zona es vulnerable de desaparecer, me gustaria hacer algo.Tal vez ustedes puedan ayudarme. Por un mundo mejor, espero su respuesta.

Deja tu comentario