La pequeña villa de Salares

Salares en Málaga

Esta pequeña villa a 58 Km. de Málaga, en plena Costa del Sol, conserva entre otros atractivos una Casa Torreón, verdadera joya de la arquitectura popular andalusí, y otros monumentos y bellezas naturales que les vamos a presentar.

Para llegar, hay que tomar la autovía del Mediterráneo hasta la circunvalación de Vélez Málaga y allí la ruta A-335, en dirección a Alhama de Granada; recorreremos unos 9 Km a partir de la circunvalación para desviarnos por la MA-125 hasta Canillas de Aceituno. Desde aquí tomaremos la MA-126 hacia Sedella  y más adelante la MA-127 que nos deja justo en Salares.

Salares se halla ubicada en esa estrecha franja entre las cumbres de la Sierra Almijara y el río Rubite; un desnivel de casi 1.200 m. desde su pico más alto, el Cerro del Puerto, en apenas 7 Km. de ancho. Así es el paisaje de Salares: abrupto y rocoso y sin embargo, la parte que corresponde a la cuenca del río Salares, es un oasis de verdor y manantiales.

Su nombre proviene de los yacimientos de sal que había en la región; la villa estuvo poblada desde la época de los fenicios, que valoraron la existencia de agua abundante y buenos lugares de refugio; griegos, cartagineses y romanos continuaron su desarrollo, pero la verdadera impronta la dejó la presencia árabe.

Del paso romano queda un puente de un solo ojo que aún se utiliza; y del morisco, más allá de haber sido protagonista de la sublevación de 1569, queda el estilo urbanístico del pueblo y la fortaleza a cuyo amparo creció la villa, evidenciado en sus fachadas y cortas calles, empinadas o escalonadas.  Además de la casa Torreón, sobresale la parroquia de Santa Ana, del siglo XVI y estilo mudéjar, construida sobre una antigua mezquita de la cual sobrevive el alminar que fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1979 y es considerado uno de los mejores exponentes del arte almohade.

Otros lugares para visitar en Salares: la curiosa fuente del Albarrá, a 500 m. del núcleo urbano, de la que mana agua fresca en verano y templada en el invierno; el Cerro del Puerto, 1.658 metros de altitud en plena Sierra de Almijara que nos ofrece magníficas vistas.

No dejemos Salares sin probar algo de su gastronomía típica, guisos y tortillas populares y los ricos roscos de naranja de preparación tradicional.

Foto: Lycos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario