La Plaza Ochavada de Archidona

Plaza Ochavada de Archidona

Archidona, ciudad de origen fenicio, está ubicada en la comarca de Nororma, al noreste de la provincia, y las casas de la villa se extienden sobre las faldas de la Sierra de Gracia. Por su estratégica ubicación, Archidona adquirió enorme esplendor durante la época musulmana, llegando a convertirse en la capital de la Cora de Rayya, prácticamente el actual territorio de Málaga.

Para llegar a Archidona debemos seguir la carretera N-331 (A-45) desde Málaga hasta la A-92, que tomaremos en dirección a Granada; allí el desvío de la A-6200, que nos deja directamente en Archidona.

Posee un notable patrimonio arquitectónico, por lo cual declarada Conjunto Histórico Artístico; hay muchísimo para visitar, como el castillo púnico-árabe luego transformado en el Santuario de la Santísima Virgen de Gracia, y los conventos de Santo Domingo y Jesús y María, ambos del siglo XVI. Sin embargo, el monumento que la ha hecho famosa más allá de sus límites no es el más antiguo; se trata de la Plaza Ochavada, construida entre 1780 y 1786, según diseños de Francisco Astorga y Antonio González Sevilla, sobre un antiguo y fétido muladar.

La plaza, mezcla de estilos, tiene una planta octogonal francesa, influencia notable del padre de uno de los diseñadores, González Sevilla, que era de esa nacionalidad; según algunos especialistas, la Plaza Ochavada tiene reminiscencias de la Plaza de la Vendôme en París. Las fachadas ostentan adornos al estilo mudéjar, con profusión de ladrillos rojos que contrastan con el típico blanqueado a la cal de las paredes de Andalucía.

La Plaza Ochavada está ubicada en el centro histórico de Archidona, y es el punto de convergencia de las principales calles de la villa. Posee tres monumentales puertas de acceso, decoradas con elementos del estilo rococó, y cada uno de los ocho lados de la planta presenta características particulares, aunque a simple vista parezcan todos iguales.  Desde su inauguración la Plaza Ochavada ha sido el centro cívico de la villa y emblema de sus habitantes, donde se realizan todas las celebraciones, desde las más tradicionales y solemnes como la de Semana Santa hasta la popular Feria del Perro.

No dejemos esta particular plaza sin sentarnos a degustar alguna de las delicias de la gastronomía local, como por ejemplo la casi obligada porra archidonesa, de tomates, pimientos, ajos, aceite de oliva y vinagre de jerez, todo mezclado con miga de pan.

Foto: Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario