- Sobre Malaga - https://sobremalaga.com -

Monumentos de Alora

Álora es un municipio malagueño a 40 Km. de la capital, entre el mar y la tierra, al pie de la Sierra del Hacho, y es atravesada por el río Guadalhorce. Con una superficie de poco menos que 170 Km2, se halla a un paso de la Costa del Sol. Cultural y naturalmente privilegiada, Álora nos espera con su personalidad, costumbres y anécdotas sorprendentes. Hoy conoceremos su aspecto monumental y dejaremos para más adelante las bellezas naturales, entre las cuales se destaca el Desfiladero de los Gaitanes, con sus paredones de piedra de más de cien metros de alto esculpidos en la blanca roca caliza.

Monumento al cante por la Malagueña: Ubicado a la entrada de la ciudad, frente al teatro Cervantes y con el telón de fondo del paisaje del Valle del Guadalhorce, está destinado a resaltar el valor cultural del flamenco. Consta de una fuente complementada con otras obras artísticas y sus materiales son el bronce, el hierro y la piedra, que tiene un papel protagónico. De pequeñas piedras del Guadalhorce es la base de canto rodado del pilón; de piedra, un monolito que lleva otras adheridas, cada una con el nombre de uno o una de los grandes cantaores flamencos.   Una guitarra y un mantón de bronce que se deshace en una catarata de agua sobre las piedras coronan el conjunto escultórico que, preciosamente iluminado y coloreado, se halla junto a un olivo centenario.

Castillo Árabe: ubicado en el Cerro de Las Torres, fue declarado Monumento Nacional en 1931. De orígenes fenicios, fue construido por los árabes en diversas etapas que se evidencian en los distintos estilos arquitectónicos de este castillo. Se accede al recinto amurallado por una puerta con arco de herradura, único en Occidente; encontraremos dos recintos bien diferenciados y entre ambos una torre cuadrada, llamada Torre de la Vela, cuyos tres cuerpos se van haciendo de menor altura a que se asciende.  Se destaca la Capilla del Nazareno, antigua parroquia de estilo gótico compuesta por tres naves. También podemos ver la Torre del Homenaje, que es la más elevada de todo el conjunto y la única reconstruida.

Queda mucho en el tintero; otros monumentos para ver son la iglesia del Convento de Nuestra Señora de Flores, del siglo XVI, que nos permite disfrutar de hermosas vistas; el Museo de Álora Rafael Lería, que guarda la memoria de la ciudad; otro museo, antiguo molino de aceite que alberga un aljibe.