El Museo de Casa de Muñecas

Museo Casa de Muñecas de Malaga

Las casitas de muñecas se popularizaron como adornos y objetos de coleccionista a partir del siglo XVII, en países como Holanda, Inglaterra y Alemania, aunque según se ha investigado, la primera casa de muñecas fue un regalo del Duque de Baviera a su hija en el año 1558; parece que fue una pieza tan bonita, que el Duque la incorporó a su colección de obras de arte.

La afición por las casas de muñecas fue aumentando entre la aristocracia, que las encargaba o adquiría a importantes artesanos y pasaron a ser un signo de sensibilidad y riqueza, y a partir de la Ilustración comenzaron a crearse museos de Casas de Muñecas en Holanda e Inglaterra, costumbre que se extendió rápidamente al resto del mundo. Hoy en día existen museos de Casas de Muñecas, además de en ciudades europeas, en lugares tan diferentes como Estados Unidos y Guatemala.

Las actuales casas de muñecas se consideran juguetes para niñas y las principales marcas las crean con todo tipo de objetos y hasta con los últimos adelantos de la técnica; sin embargo se instalan en un mundo de fantasía, a diferencia de las que integran este particular Museo como muestra de una cultura que se expandió por todo el mundo: verdaderas miniaturas de los objetos de la vida real reproducidas hasta en sus más mínimos detalles.

Y si bien al principio se trataba solamente de los interiores, pues las habitaciones y saloncitos se armaban dentro de muebles específicos, más adelante adquirieron hasta el aspecto exterior.

Es lo que nos muestra el Museo Casa de Muñecas de Málaga, ubicado entre La Alcazaba y la Plaza de Merced, en un edificio barroco del siglo XVII donde se pueden visitar las siete salas que constituyen la exposición permanente.

En este fascinante viaje hacia lo mínimo podemos ver casitas de distintos lugares de España y de otros países, destacándose una colección andaluza del siglo XIX, en las que se representan casas tradicionales de Granada, Córdoba y Jaén, escenas de la vida cotidiana de antaño, luego de pacientes trabajos de recuperación.

Las particularidades de esta exposición nos hablan también de otros tiempos y otra cultura, retratada por el gran escritor sueco Henrik Ibsen en su drama “Casa de Muñecas”, en el que Nora, su protagonista, siente que es un objeto más de colección, quizás como una de esas muñequitas inmóviles en medio del falso lujo de la casa de juguete.

Pero volvamos al Museo de Casas de Muñecas de Málaga: no solamente exhibe estas magníficas piezas, muchas de ellas únicas; además cuenta con un taller de restauración y una tienda donde se pueden adquirir recuerdos y reproducciones de algunas de las casas en exhibición.

Información del Museo Casa de Muñecas

  • C/ Álamos, 32
  • tel 952 210 082
  • Precio: adultos, 5 euros; niños 3 euros; grupos de más de 10 personas: 4 euros.
  • Horario: Martes a Domingo de 11:00 a 13 h. Otras visitas previa cita telefónica

Foto: Museos de Málaga

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Museos de Malaga


Deja tu comentario