Museo de Artes y Costumbres Populares de Málaga

museo-de-artes-populares-i

Málaga, los malagueños, y sobre todo, los turistas, pueden disfrutar de un museo realmente atractivo y llamativo, el Museo de Artes y Costumbres Populares, de la Fundación Unicaja, que se encuentra en el Pasillo de Santa Isabel, muy cerquita del centro histórico de la ciudad (a poco más de 5 minutos andando), en donde antiguamente estaba ubicado el Mesón de la Victoria, en un edificio del siglo XVII.

El Museo tiene una muy buena colección de aperos, mobiliarios, trajes y utensilios tradicionales de los últimos tres siglos. Además, presenta una colección de figuras de barro cocido y policromadas que son conocidas como los «Barros Malagueños».

Ambientado, desde la misma entrada, en el costumbrismo andaluz, por el blanco de sus paredes, el ancalado, las flores, y la fuente de la entrada, además de los tonos de maderas y vigas a la vista que lo hacen aún más rural, el lugar puede ser un disfrute sobre todo para los turistas que vienen de fuera.

La Sala I tiene tres naves en el que podemos encontrar piezas que está nrelacionadas con el transporte y la caballería: carruajes de época, monturas, pesebres antiguos; una amplia representación de arte tradicional de zonas como la Axarquía o el Torcal, de la Serranía de Ronda y de tantos sitios malagueños donde se hacían patentes el uso de estos elementos. A destacar el carruaje de viajeros que tienen allí expuesto.

En la Sala II se reproduce una antigua herrería, con su fragua, con los antiguos muelles y aquéllas herramientas y aperos que hacían tan típica aquella labor profesional hoy practicamente perdida.

La Sala III reproduce una tahona, uno de aquellos lugares en los que se molía la harina y donde se hacía el pan de forma tradicional. Allí podremos ver un antiguo molino de harina, los hornos, las canastas y las tinajas necesarias para hacer pan.

La Sala IV representa nuestra tradición más marinera. Nuestra historia, la de la ciudad, está en el mar. Aquí podremos ver una representación de nuestro popular cenachero, veremos también barcas de pescas de aquellas que un día, más de uno de nosotros veía recogiendo el copo recién amaneciendo, muy temprano en la madrugada.

La Sala V es un auténtico encanto. Acogedora, familiar y todaslas palabras similares que se os pueda ocurrir. Es una representaicón de un antiguo hogar, aquellas cocinas antigus en las que el caldero colgaba de una cadena, sobre el fuego de leña, en el que los muebles de cocina no eran sino obras en la misma pared , hechos con yeso y encalados; allí podremos ver los grandes claderos de cobre que antes se usaban para cocinar… es como transportarse a principios del siglo pasado o incluso el XIX.

La Sala VI nos representa el comedor de un hogar tradicional de cualquier casa de labrnaza: las mesas de madera, ls banquetas, las ruecas de hilar, las ristras de ajo colgadas, las vigas…

La Sala VII, dedicada a la viticultura y la enología. Allí aprenderemos un poco del antiguo arte de elaboración de los vinos por el método antiguo de prensado y pisado de las uvas.

En la Sala VIII se representa a una almazara mientras que a partir de la Sala IX cambiamos de ambiente, para entrar en una zona más distinguida y burguesa. Vitrinas con trajes de la alta burguesía, aquellas sombrillas de seda que llevaban las damas hasta en días de sol, las casas de muñecas…

La Sala X y las XI representan compartimentos de las casas burguesas; las salas de costura, dormitorios, el gabinete que nos muestran en la XI; encajes, ropajes finos, veladores, mesas de té…

La Sala XII es el pequeño espacio que se dedica al mundo de la imprenta.

La XIII, la dl dormitorio burgués, o la XIV la de las labores agrícolas… así, hasta 18 salas que nos llevarán en un viaje por el tiempo, a disfrutar con nuestar propia imaginación, porque seguro que con un poco de ella, podremos ver a las personas de entonces en un día cualquiera, amasando el pan, pisando la uva, paseando en aquellos carruajes, o simpelemnte ofreciendo el té en cualquier reunión burguesa de las de entonces… Eran otros tiempos, otras costumbres, que ahora, gracias a este museo perduran en nuestra historia, y en nuestro conocimiento.

Nuestro pasado forma parte de nuestra cultura, y es de alabr propuestas como éstas, que nos recuerden nuestras raíces. Os lo recomiendo de veras, y más aún si váis con niños. Lo disfrutaréis.

Información práctica del Museo de Arte y Costumbres Populares

  • Dirección: Pasillo de Santa Isabel, 10 – Málaga
  • Teléfono: 952 21 71 37
  • Horario:
    • Mañanas de 10 a 13,30 h.; tardes de 16 a 19 h. en invierno y de 17 a 20 h. en verano.
    • Cierra sábados por la tarde, domingos y fiestas.
  • Precios de las entradas:
    • Adultos: 2 €
    • Pensionistas: 1 €
    • Grupos: 1 €
    • Niños hasta 14 años: gratis

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Museos de Malaga, Turismo


Comentarios (1)

  1. PABLO dice:

    ¿VIVA MÁLAGA!

Deja tu comentario