La calle Cister

La calle Cister tiene connotaciones semanasanteras en Málaga, pues gran parte de las cofradías que hacen su estación de penitencia en la Catedral recorren una parte de esta céntrica calle que conecta la calle San Agustín con la Plaza de la Aduana y la calle Alcazabilla.

Su nombre proviene de la Abadía de Santa Ana de Recoletas Bernardas del Cister, más conocido popularmente como Convento del Cister, que se fundó en esta calle en el siglo XVII, pero su importancia histórica se remonta a bastantes siglos antes pues pudo formar parte de la vía decumana máxima de la Málaga romana junto a la calle Santa María, prolongación de calle Cister, que conecta la Catedral y la calle Molina Lario con la Plaza de la Constitución, y junto con la calle Compañía, continuación de la Plaza de la Constitución hasta la popular Tribuna de los Pobres.

De este modo, mediante estas tres calles, Cister, Santa María y Compañía, quedaba conectada la Alcazaba con la Puerta de Antequera de la ciudad.

Imprimir

Categorias: Calles de Málaga, Historia, Turismo


Deja tu comentario