Málaga en el siglo XX, de 1911 a 1915

la fragata Numancia

Tensiones políticas y bélicas en todo el mundo generaban un continuo clima de ansiedad y frustración social. Si Europa se encaminaba ya hacia su primera gran guerra, España no permanecía ajena al descontento interno sobre todo tras la Semana Trágica de Barcelona. Las elecciones generales provocaron un giro en la política española hacia el liberalismo, representado por la figura de Canalejas, nuevo presidente del Gobierno, cuyas primeras medidas políticas pretendían secularizar la vida política y crear unas medidas mucho más intervencionistas y activas en materia social y laboral.

Sin embargo, su gobierno sólo duraría dos años, pues el 12 de noviembre de 1912 moriría asesinado el presidente de Gobierno.

AÑO 1911

El suceso más conflictivo fue, sin duda, la posibilidad de que la fragata Numancia bombardeara la ciudad. El 2 de agosto de aquel año, y tras un motín, los marineros de dicho barco pidieron a Málaga que se declarara republicana o la ciudad sería bombardeada. Por suerte, el motín fue sofocado y mientras el principal instigador, el fogonero Antonio Sánchez Moya, era ejecutado en el mismo barco, otros seis marineros sublevados eran condenados a cadena perpetua.

Curiosamente solo un mes después, el 12 de noviembre, en las elecciones municipales venció la Conjunción Republicana Socialista. Málaga se convertía así en republicana.

En materia social, el 29 de enero se crea el Museo Provincial de Pintura, Escultura y Arqueología, mientras que el 1 de agosto se inaugura el servicio de Giro Postal.

En lo monumental, la ciudad vivirá el último día del año, el 31 de diciembre de 1911, la colocación de la primera piedra del que hoy es el Ayuntamiento de Málaga en el Parque.

AÑO 1912

Comienza el año con la pérdida de uno de nuestros personajes ilustres, Tomás Heredia Grund, fallecido el 11 de enero.

Aún cuando la ciudad directamente no sufriera ningún hecho auténticamente notable, sí es preciso destacar dos sucesos de alcance nacional e internacional y que en cierto modo causaron revuelo en la sociedad malagueña: por un lado la tragedia del Titanic y su hundimiento el 15 de abril.

Por el otro, el asesinato de José Canalejas, presidente del Gobierno español, el 12 de noviembre.

AÑO 1913

El declive conservador y el cada vez mayor republicanismo en la ciudad, traen a Málaga a Pablo Iglesias, que el 16 de mayo da una conferencia en el Círculo Republicano con el tema “La unión de los obreros”.

En lo social cabe destacar la inauguración de la línea de ferrocarril Málaga – Coín, el día 6 de julio, con parada intermedia en Alhaurín el Grande. Por otro lado, en la ciudad se abren el Cine Moderno en la calle Juan de Austria, y el Salón Victoria Eugenia en la Plaza de la Victoria, el que hasta hace poco fue el Cine Victoria.

AÑO 1914

Es el año de comienzo de la Primera Guerra Mundial. La provincia no podía permanecer ajena a ese grave enfrentamiento entre Inglaterra, Francia, Rusia y Serbia por un lado, y Alemania y Austria por el otro. el miedo se instaló en la población que acudió en masa al Banco de España para cambiar el papel moneda por duros y pesetas para evitar la pérdida producida por la desvalorización del papel. Además, el puerto de Málaga albergaba a vapores tanto alemanes como austríacos que habían venido a refugiarse de los cercanos británicos de Gibraltar, e incluso en los cercanos astilleros de San Andrés se construían barcos hospitales para el ejército alemán.

La tensión social y política se reflejó en este año en Benagalbón donde la población pensó que las elecciones municipales habían sido amañadas. Cuando el entonces alcalde se negó a firmar los resultados éste fue detenido. El pueblo se echó a la calle y hubo un gran tumulto que acabó con un guardia civil fallecido, tres heridos y muchos vecinos del pueblo arrestados.

En lo urbano, destaca la inauguración del cine Petit Palais en calle Liborio García y el traslado de la Fuente de las Tres Gracias desde la Plaza de la Marina a su lugar frente al Hospital Noble.

AÑO 1915

Si el año anterior la sublevación se había producido en Benagalbón, esta vez el conflicto marchó hasta Casarabonela donde más de 600 personas se echaron a la calle para pedir la paralización del cobro de impuestos. Aquel 28 de octubre los manifestantes asaltaron el Ayuntamiento y poco después el alcalde ofreció la suspensión de los cobros.

Nuestro suceso más luctuoso fue la desaparición de otro de nuestros hijos ilustres, el escritor y filósofo rondeño Francisco Giner de los Ríos quien se marchó el 18 de febrero en Madrid a los 76 años de edad.

Apenas tres meses después, el 14 de mayo, se produce otro suceso naval que hace recordar a lo ocurrido con el Gneisenau. El vapor Adda chocó en el cabo de Gata con otro vapor y fue remolcado hasta Málaga. Dos marineros murieron entre el amasijo de hierros mientras el fogonero tuvo que hacer todo el viaje desde Almería a nuestra ciudad también apresado por los metales de donde consiguió ser liberado un día después.

Un dato curioso pero muy señalado fue la estancia en nuestra ciudad, en plena infancia, del futuro Nobel, Severo Ochoa, quien estudió en el Instituto Gaona de nuestra ciudad cuando contaba, por aquel entonces, con solo 10 años.

(continuará)

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia


Deja tu comentario