Casares, la cuna de Blas Infante

Los primeros pasos y el primer empleo de Blas Infante, considerado como el Padre de la Patria Andaluza, los dio en el hermoso municipio de Casares. Situado en el límite con la provincia de Cádiz, la imagen que refleja este lugar es la del típico pueblo andaluz, con casas encaladas que se encaraman a la loma de un cerro.

Un buen punto de partida para conocer este lugar es el número 51 de la Calle Carrera, donde está situada la Casa Natal de Blas Infante. Y es que esta casa no sólo es un museo en homenaje a este ilustre vecino de la localidad, sino también un punto de información turística, lo cual nos va a venir de perlas para conocer este lugar.

Yo recomendaría, como segunda parada, el Museo de EtnoHistoria de la localidad, que se encuentra junto a la fortaleza. Aparte de conocer las costumbres de esta tierra, podremos conocer la historia de esta población y de esta tierra poblada desde tiempos ancestrales.

Una vez repasado este lugar, pasamos a conocer el Castillo de Casares, y para ello, tendremos que llegar hasta el punto más alto del pueblo. Se conservan buena parte de los muros y una torre almenada de esta fortaleza que se cree de origen árabe, concretamente del siglo XIII.

Bajamos ahora por la ladera oriental, por donde se extiende el pueblo, hasta llegar a la Iglesia de la Encarnación. Conocida como la Iglesia del Llano, su origen es conventual y se remonta hasta el siglo XVI, con importantes influencias mudéjares. Antes podéis hacer una parada en alguno de los restaurantes que se encuentran en la parte alta del pueblo, y disfrutar de algunos de los platos típicos.

Una vez reposada la comida, y con la satisfacción de haber conocido este rinconcito de Andalucía, podemos aprovechar para conocer los restos de la ciudad romana de Lacipo, de gran importancia estratégica en su momento.

Foto Vía El gipiese

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario