Cuevas del Becerro, el Nacimiento

Nacimiento del río en Cuevas del Becerro

Cuenta la leyenda, que en una de las cuevas que existen en los alrededores del pueblo se encontraron en una ocasión un becerro de oro, de donde posiblemente venga el nombre de la localidad de Cuevas del Becerro, considerada la puerta norte de la Serranía de Ronda, a unos 100 kms. de Málaga capital.

Cuevas del Becerro está concretamente situada en la Sierra de Espartosa, sobre una pequeña loma, dentro de un bonito valle y rodeada de montañas y montes que la resguardan en forma de barricada, siendo plaza de paso importante en la vía entre Ronda y Antequera.

El pueblo de Cuevas del Becerro guarda las características propias de un pueblo serrano, con una arquitectura típica popular de la zona. Ofrece un claro trazado árabe en su casco urbano, en el que aún figuran algunas casas solariegas, con unas bonitas entradas realizadas en piedra. Destaca como el edificio religioso más significativos la Iglesia de San Antonio Abad, construcción sencilla de principios del siglo XX, de una sola nave y espadaña.

Puede ser también objeto de visita Los Castillejos de Cuevas del Becerro,al sur de la población y ubicado sobre una loma de unos 800 m. de altura. Allí se aprecia una estructura castral dominando el pueblo, lo que fue antiguamente una fortaleza de forma irregular y planta ovalada cercada por una muralla, de la que apenas quedan restos.

Quizás uno de los restos romanos más importantes de Andalucía lo constituyen los existentes en la Casa de las Viñas, donde se conservan dos hornos completos y un tercero dedicados a la alfarería, así como restos de una factoría productora de aceite. También se hallaron muchas piezas de cerámica, tesela, estucos y monedas de la época imperial.

Pero es el Nacimiento el que merece una especial y natural atención. Se trata de un paraje de gran belleza a las afueras del pueblo. Allí, de un promontorio pedregoso, brota con fuerza un manantial desde muy diversos puntos, conformando un bonito espectáculo de chorros y canales de agua. Estos se ven incrementados, y llegan a su momento más álgido, con las primeras lluvias de otoño, que es cuando, según llaman los cueveños,se “rompe” el nacimiento.

A partir de aquí el cauce del rio Cuevas atraviesa gran parte de la localidad para acabar confundiéndose con la aguas del rio Guadalteba, al que va a desembocar. Se ha acondicionado un pequeño paseo en su primer tramo, así como la zona del nacimiento para disfrute de los lugareños y de quien lo visite.

El pueblo de Cuevas del Becerro es un lugar ideal para disfrutar del tiempo sin prisas, dentro de un ambiente acogedor y festivo, pues raro es el mes que no se celebra alguna fiesta tradicional. Desde las fiestas del patrón, San Antonio Abad, que es el 17 de enero, son numerosas las que transcurren a lo largo del año, que congregan a todos los habitantes de la localidad y a muchas personas llegadas de fuera.

Algunas de ellas tienen un gran eco popular, como el dia de las Candelarias, en febrero, en el que se encienden enormes fogatas. O los Carnavales, con la celebración de muchos concursos. Sin embargo, la más popular e histórica  es la del Día de la Vieja, día en el que se sale al campo y se apedrea un muñeco gigantesco.

También tenemos el día de San Isidro, en mayo, día de campo, comidas y carrozas, la Feria, a comienzos de septiembre, y otras más que siempre tienen repercusión y son acogidas con ganas.

En cuanto a la gastronomía local sus platos giran en torno a los productos derivados del cerdo y unos buenos guisos de garbanzos y menudo, así como los típicos de la comarca, pudiéndose tomar en los muchos bares que hay a lo largo de la calle principal o en algunos de los restaurantes que se concentran a la entrada del pueblo.

Foto vía: www.diariosur.es

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario