Fuente de las Tres Gracias y Plaza del General Torrijos

Fuente de las Tres Gracias

La Plaza del General Torrijos es un eje importantísimo de la ciudad de Málaga, donde confluyen el Paseo del Parque, el Paseo de los Curas, el Paseo de la Farola, la Avenida de Cervantes, el Túnel de la Alcazaba, el Paseo de Reding, la Avenida Cánovas del Castillo y la calle Maestranza.

Como podéis intuir, es de amplio trazado y tráfico muy fluido, nota en su contra por otra parte, debido a su situación estratégica dentro de la ciudad, pero que no impide que se valore su belleza y encanto. Se halla rodeada de verde, principalmente por la proximidad del Parque y de los Jardines de Pedro Luis Alonso, y por el frescor y embrujo de la cercanía del puerto, con la figura de los barcos asomando entre palmeras.

También tenemos muy cerca la silueta de la Alcazaba, que marca su contorno en lo alto del monte de Gibralfaro, la subida de La Coracha y los edificios que desde la plaza se pueden apreciar como el Hospital Noble, el Museo del Patrimonio Nacional y más en la lejanía el Ayuntamiento, el Banco de España y el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga, antiguo edificio de Correos.

Todo ello hace que desde cualquier ángulo de la Plaza del General Torrijos y desde la altura se obtenga una preciosa estampa. Dentro de esta panorámica siempre figurará la Fuente de las Tres Gracias, que preside la plaza desde su glorieta, después de haber estado instalada en la Alameda Principal y posteriormente en la Plaza de la Marina.

Construída en el siglo XIX en hierro fundido, es obra del ingeniero José María Sánchez. Representa una escena mitológica clásica, y consta de tres cuerpos que van de mayor a menor, separados por dos tazas. El primer cuerpo está formado por un  pedestal de forma triangular, en el que figuran unos niños sentados sobre cisnes y guirnaldas.

En la parte central están las tres figuras femeninas de inspiración clásica talladas en mármol y vestidas con túnicas, llevando elementos agrícolas, la hoz, el remo, una serie de guirnaldas y el cuerno de la abundancia en alegoría a la fertilidad, acompañadas de ninfas protectoras de las aguas. La parte superior de la fuente está rematada por un jarrón de relieves.

Esta bonita fuente suma una gran belleza a la plaza que consigue su mayor y especial encanto desde la perspectiva que nos permite obtener como telón de fondo la Alcazaba. No es de extrañar que sea un lugar escogido y frecuentado para llevar a cabo sus fotos de bodas los recién casados.

Esta fuente también ha servido de inspiración para la realización de otra bonita fuente de la ciudad de Málaga, la Fuente de las Tres Gitanillas, cuyas figuras aparecen ataviadas con vestidos del folcklore andaluz en lugar de las túnicas tradicionalmente de corte greco-romano.

Desde aquí se pueden trazar varios itinerarios muy atractivos. Podemos seguir dando un paseo por el parque o a la sombra de los árboles del paseo de los Curas contemplando el puerto, o seguir en paralelo al parque por los Jardines de Pedro Luis Alonso y la Avenida de Cervantes, e incluso cruzar el túnel de la Alcazaba y asomarse a la bonita y célebre Plaza de la Merced o rodear la Plaza de Toros de la Malagueta y pasear y tomarse algún aperitivo por el barrio del mismo nombre, donde se encuentran numerosos bares y restaurantes.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Malaga capital, Monumentos de Malaga


Deja tu comentario