Patrimonio monumental de Casarabonela

Iglesia Casarabonela

Este municipio del Valle del Guadalhorce nos invita a realizar una espectacular excursión fotográfica: desde el típico pueblo andaluz hasta sus paisajes de ensueño, desde los yacimientos arqueológicos hasta los monumentos de la conquista árabes, la tentación de fotografiarlo todo es irresistible. Estamos en la antigua Castra Vinaria romana, unida a Málaga y Ronda por una calzada de la que todavía se pueden descubrir algunas huellas.

Castra Vinaria se transformó en Ksar Bunayna, el palacio de Bunayna o Bonaira para los árabes, y luego derivó en la actual Casarabonela. Hay mucho para ver y hacer aquí. Comencemos nuestro recorrido por la calle José Hidalgo, que nos lleva hacia un laberinto de callejuelas insólitas, para llegar hasta la fuente llamada Caño de Álora.

Otras calles para caminar por el centro del pueblo son Juan Díaz y la Veracruz, por la cual llegamos a la Ermita, una construcción de ladrillos y azulejos que se diferencia de sus hermanas color blanco brillante. Está dedicada a la Virgen de los Rondeles; si llegan el 13 de diciembre podrán disfrutar de su famosa peregrinación de antorchas que bajan de la Sierra de las Nieves.

Para completar el recorrido por los monumentos religiosos se puede tomar la calle que asciende hasta la iglesia y observar las fachadas de los edificios, en las que se destacan múltiples hornacinas.

Para saberlo todo acerca de la historia y cultura de Casarabonela, lo mejor es visitar su Museo Etnográfico, al lado de la oficina de turismo que funciona en el antiguo Matadero Municipal. Otros lugares interesantes son el Molino de los Mizos y el Castillo, una de sus joyas más preciadas.

En la plaza hay dos torres: la de la iglesia dedicada a Santiago Apóstol y la de la antigua usina eléctrica, que se sostiene como recuerdo imborrable de un pasado industrial. Llama la atención la fachada del templo, de mármol negro y rosa y el frontón de columnas toscanas. Alberga un museo de arte sacro que se puede visitar, con interesantes piezas como libros de oraciones y vestimenta litúrgica.

El Castillo árabe de Casarabonela fue muy importante; de hecho, fue uno de los últimos en ser conquistado. Actualmente sólo se conservan parte de las murallas y torreones, y las vistas del Valle del Guadalhorce son impresionantes; la mirada incluso parece deslumbrarse con el brillo del mar, pues está a mayor altitud que la torre de la iglesia. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985 y Monumento Histórico en 1993.

Es muy fácil llegar a Casarabonela por la carretera A-357 desde Málaga hasta Ardales y luego tomar la MA-446 y MA-445 que llega a Casarabonela. También se puede tomar la A-7 (N-340) hasta el desvío por la A-366, en dirección a Coín; en Alozaina tomaremos la A-6208 directo a Casarabonela.

Foto: Malagapedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario