Arte contemporáneo ferroviario en Málaga

Estacion Maria Zambrano

Muchas estaciones ferroviarias de España, y también algunas de Málaga, albergan un patrimonio cultural poco conocido: su colección de escultura contemporánea, que permite a los viajeros y pasajeros, muchas veces distraídos y ocupados en sus asuntos, embellecer un instante de sus vidas con la contemplación de la obra de arte.

La colección muestra también la evolución de la escultura española desde mediados del siglo XX hasta la actualidad, con algunas obras notables y de artistas jóvenes que utilizan sorprendentes técnicas contemporáneas.

A continuación, una pequeña guía del patrimonio escultórico contemporáneo en las estaciones ferroviarias de Málaga, para tener a mano y ubicarlas cuando transiten las estaciones.

Estación María Zambrano, ciudad de Málaga. Aquí encontramos la escultura “Presa acantilada”, una obra de 1990 del escultor Adrián Carra, en la que confluyen arte, diseño y arquitectura. Interesará al visitante saber que este artista estudió en la Facultad de Bellas Artes de Madrid y fue profesor en varias escuelas; en 1987 obtuvo el Premio de Escultura Villa de Madrid. Otra obra en esta estación es Cepa, creada en 1990 por
Machú Harras, una artista que trabaja el espacio, la imagen y el volumen. Sus obras se caracterizan por el extraño equilibrio y la dependencia entre lo cóncavo y lo convexo, las sensaciones de luz y sonido que despiertan. La esencia de su arte es el montaje y la búsqueda del equilibrio con el entorno. Machú Harras estudió en la Escuela de Artes de Málaga, y otros trabajos son más bien instalaciones antes que esculturas.

La estación María Zambrano alberga un impactante centro comercial y de ocio que hasta tiene un hotel; conecta con la estación de autobuses interurbanos e internacionales, con el tren de cercanías, y con tres destinos del Tren de Alta Velocidad.

Composicion con Equipaje

Estación de Santa Ana, Antequera: aquí nos esperan dos esculturas de Cristóbal Toral, de temática viajera: “Homenaje al viajero” y “Composición con equipaje”, ambas del año 2006. La primera es una escultura en bronce con forma de obelisco compuesta por diversos elementos de uso cotidiano entre los que predomina la maleta, como una alegoría al viaje y el movimiento permanente.

“Composición con equipaje” por su parte es una sorprendente pintura mural tridimensional, que acumula maletas y otros objetos cotidianos pintados y unidos artísticamente. Conecta con la idea del viaje a partir de una técnica moderna y dinámica. Cristóbal Toral nació en Cádiz e inició su formación artística en Antequera; obtuvo muchos premios y becas, como el Gran Premio de la Crítica y el Público en la XII Bienal de Sao Paulo en 1975.

Foto: Fomento.es

Foto: ADIF

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Actividades Culturales


Deja tu comentario