Leyendas y bellezas naturales de Alcaucín

Castillo de Zalia

Este municipio en la falda oeste de la sierra de Tejada y cerca del río Zalia, se extiende por el norte de la Axarquía, entre esa sierra y el corredor de Periana; aquí se encuentra el espectacular Boquete de Zafarraya, que permitía el paso entre la costa y el interior, y su nombre de origen árabe significa “Los Arcos”. Nos espera con sus preciosos monumentos naturales y culturales y también con un área recreativa, y todo muy cerca de la ciudad de Málaga, de la que está a sólo 54 Km.

Su fuente de los cinco caños nos habla de un lugar donde abunda el agua, pues según la leyenda nunca ni en tiempos de sequía, ha dejado de manar; además, aquí se encontraban los Baños de las Majadas, de aguas ferrosas y sulfurosas; estos baños de origen árabe eran utilizados como curativos para enfermedades de la piel. Visitaremos la extraña Ciudad de Zalia, envuelta en leyendas, la arquitectura y lugares religiosos y la zona recreativa de El Alcázar.

Partimos de la plaza, en medio del casco urbano, donde se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, edificada en el siglo XVII y restaurada. En la parte más alta del pueblo está el cementerio con la ermita de Jesús del Calvario, del siglo XVIII; desde allí se obtienen magníficas vistas del pueblo y sus alrededores.

Si prefieren los espacios naturales, aquí encontraremos algunos de inexplorada belleza, como los farallones del Tajo de la Cueva, de 1.300 metros de altura, el Morón de la Cuña, de 1.222 metros y la la Loma de las Monjas, de 850 metros.

Los entusiastas de la arqueología también se encontrarán a gusto: se han hallado numerosos vestigios pero el más preciado es la mandíbula de un hombre de Neandertal encontrada en el Boquete de Zafarraya.

La Ciudad de Zalía es el monumento más antiguo de Alcaucín; se cree que fue la antiquísima Tágara, construida por los fenicios y hasta se sostiene que fue aquí donde la mítica Odyscia tuvo prisionero durante varios años a Ulises. El complejo está formado por la Mesa de Zalia y la ciudad fortaleza situada a las puertas del paso de Zafarraya; fue abandonada en el siglo como ciudad maldita, atacada por las víboras.

Para terminar bien el día acerquémonos al Parque Natural de Sierra del Alcázar. Ubicado en plena Sierra Tejeda, tiene instalaciones para acampar a orillas del río Alcaucín, con el precioso marco de sus pequeñas cataratas y espesa vegetación. Metros más abajo se abre una impresionante garganta que lleva las aguas hasta el pantano de La Viñuela; hay un mirador habilitado desde donde también podremos ver las extrañas formas rocosas creadas por la fuerza del viento y el agua.

Es muy fácil llegar a Alcaucín: por la autovía del Mediterráneo (A-7) hacia Vélez Málaga, aquí la carretera A-335 hasta el Cruce de Don Manuel, donde debemos tomar al MA-128 que nos lleva hasta la villa.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario