Alameda, el descanso de El Tempranillo

Alameda

Este municipio a 85 Km. de Málaga, ubicado en la comarca de Antequera, nos espera con su paisaje de llanura, apenas interrumpido por suaves elevaciones, y su patrimonio natural emblemático compuesto por la Sierra de la Camorra y la Laguna de la Ratosa.

Sin embargo, su privilegiada ubicación la destaca como lugar elegido por nuestros antepasados más remotos, a partir de hallazgos arqueológicos del calcolítico o eneolítico, 2500 años antes de Cristo, hasta ser un importante cruce de caminos entre las provincias de Málaga, Granada y Sevilla, por los vestigios de la dominación romana y árabe.

Es que ya el historiador Plinio menciona una ciudad llamada Astigi Vetus, que estaría ubicada en el mismo lugar en que se emplaza actualmente Alameda, sitio de confluencia de las tres más calzadas romanas de la región.

Por eso en Alameda y su entorno encontraremos importantes yacimientos arqueológicos que se pueden visitar, como las pinturas rupestres de El Bacinete y el famoso Tajo de las Figuras, con sus representaciones animales, abstractas y esquemáticas, la Necrópolis calcolítica, y muy cerca de ella, las termas romanas; estos dos monumentos conforman el patrimonio histórico más destacado de Alameda y sobre todo la Necrópolis, es muy estudiada por los científicos e investigadores.

Otro hallazgo interesante fue un tesorillo del siglo VI, correspondiente al período visigodo, y la localidad fue protagonista durante la dominación árabe.

Ya en tiempos más modernos, encontramos los Jardines de la Camorra y la Iglesia Virgen de la Inmaculada, ambos del siglo XVIII; la iglesia fue hecha construir por el Marqués de Estepa y alberga tres camarines situados uno en la cabecera del templo y los otros dos en los extremos del crucero. En el centro urbano de la villa podemos ver una fuente de piedra llamada Fuente de la Placeta.

Otro lugar interesante para visitar es el Museo de Aperos de Labranza, donde se exhibe una colección de útiles e implementos utilizados en las tareas agrícolas; para verla, se debe concertar la visita con anticipación.

A los románticos incurables les informamos que en el patio de la iglesia, descansan los restos de José María Hinojosa, el mítico bandolero apodado El Tempranillo.

No dejemos Alameda sin disfrutar de su gastronomía y fiestas típicas, como la de San Isidro Labrador.

Es muy fácil llegar a Alameda, partiendo de Málaga por la autovía A-45 (N-331) hasta las inmediaciones de Antequera, y desde allí tomamos la A-92 en dirección a Sevilla hasta Mollina; encontraremos la MA- 703 que nos deja directamente en el centro de la villa.

Foto: Ayuntamiento de Alameda

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario