Arenas, en el centro de la Axarquía

Castillo Bentomiz

Arenas, municipio de 26 Km2 y casi mil quinientos habitantes, a 44 Km. de la capital, nos invita a recorrer sus calles de indudable sello morisco y su patrimonio arquitectónico y arqueológico como las ruinas del Castillo de Bentomiz o la fuente árabe de la pedanía de Daimalos.

Enmarcado por las sierras de Tejeda y Almijara, el municipio de Arenas se extiende entre el Cerro Alto y el de Bentomiz, pero su superficie es de suaves lomadas cubiertas de almendros, preciosas cuando florecen; vides y olivares, a veces salpicadas por bosquecitos de pinos.

La carretera, llena de curvas y contracurvas, nos ofrecerá a cada instante bellísimas vistas de la Axarquía y no muy lejos el mar.

Veremos la fortaleza de Bentomiz, en la cima del cerro, cerca del pueblo, referencia ineludible de la villa. Fue levantada en la época de los íberos y fue habitada y reformada por fenicios, griegos y romanos, que dejaron su impronta en unos baños que son claramente de ese Imperio. Otros elementos que se conservan son algunas cámaras, posiblemente mazmorras, y la muralla exterior con varias almenas.

Más adelante durante la época árabe tuvo misiones defensivas, considerada, junto con los castillos de Comares y Zalía, uno de los tres bastiones musulmanes más importantes de la región, papel que conservó hasta el siglo XVI. El ascenso al cerro nos recompensará con espectaculares vistas de la Axarquía y, si el día es muy claro, podremos ver recortarse el perfil de las costas de África sobre el horizonte.

Otro lugar para ver es la iglesia parroquial de Santa Catalina, principal edificio de la villa, construida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita de la que conserva el alminar.

Es muy fácil llegar a Arenas; por la autovía del Mediterráneo (A-7) se llega a Vélez Málaga, donde tomaremos la MA-117, ruta de montaña de trazado sinuoso, que nos dejará en el municipio de Arenas.
Muy cerca se encuentra la pequeña villa de Daimalos, con sus casas de arquitectura tradicional, suelo de barro y techo de vigas, decoradas con peroles, moldes de pasas o murales de caña, ajardinadas, con arriates de flores o las típicas parras. Daimalos es un lugar para visitar todo el año, ideal para actividades relacionadas con la Naturaleza, como senderismo, paseos a caballo o agroturismo. Aquí se encuentran dos históricas construcciones del siglo XI: una fuente árabe y un alminar de dos cuerpos, que sirve de campanario a una iglesia sencilla.

Foto: Diputación de Málaga

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario