Valle de Abdalajís, desde el cielo

El entorno natural de la provincia de Málaga es ideal para el turismo activo; desde las más simples caminatas hasta los deportes de aventura como escaladas, desde la observación de aves y plantas hasta la espeleología, nos permitirán disfrutar de sus bellísimos paisajes y sorprendentes lugares.

Sin embargo algunos rincones son especiales para la práctica de determinados deportes, como el Valle de Abdalajís que es el elegido por los entusiastas del vuelo libre, ala delta y parapente.

Este municipio a 50 Km. de la capital, se encuentra en el borde sur de la comarca de Antequera, en un punto estratégico entre estas tierras y las sierras del Guadalhorce. Esta situación geográfica sumada a su relieve y clima provoca la creación de corrientes térmicas ideales para hacer realidad el antiguo sueño humano de volar.

El Valle de Abdalajís estuvo poblado desde los tiempos más remotos; paso obligado entre la zona del Guadalhorce y la vega de Antequera, los abundantes hallazgos arqueológicos hacen suponer que este punto era una verdadera estación prehistórica.

Otros yacimientos arqueológicos revelan la existencia de una población ibérica que entró en contacto con los colonizadores, como los de Nacimiento y Cerro del Castillo; por otra parte se ha encontrado el mayor tesoro de monedas de la ceca de Malaca en Málaga.   Los romanos levantaron aquí la antigua ciudad de Nescania: las familias romanas que la habitaron fueron muy influyentes, y de aquéllos tiempos es La Peana, pieza arqueológica que fue pedestal de una estatua con una inscripción dedicada a Trajano, del año 104, ubicada en un lugar preferencial de la plaza central de la ciudad.

Actualmente, Valle de Abdalajís, con sus poco menos de tres mil habitantes, se perfila como un destino esencial para la práctica del parapente, tanto que es llamada “la capital del vuelo” y tiene su propia escuela de parapente, en la que puedes inscribirte para realizar cursos de iniciación, conocer bases teóricas y prácticas, partes y funcionamiento, tráfico aéreo, aerodinámica, meteorología, aerología y muchas otras cosas más que parece que hay que saber antes de pilotear uno de estos curiosos artefactos.  También, cómo realizar vuelos de ascendencia, comportamiento del parapente y normas de seguridad;  hasta te enseñarán a hacer piruetas como orejones, barrena y bandas.

Pero si no te animas a tanto, igual Valle de Abdalajís tiene mucho para ofrecerte, como senderismo por la Escalera Árabe, el Andén Vallestero o el Puerto de Flandes, bellísima ruta en el bosque de pinos de dificultad media-baja, con sus antiguas casa de piedra en el camino; y también  concursos de senderismo fotográfico, rutas de escalada y bicicleta de montaña.

Foto: Patronato de Turismo Costa del Sol

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario