Pueblos de Málaga: hoy, Cuevas Bajas

Cuevas Bajas

El municipio de Cuevas Bajas, a 72 Km. de Málaga, está enclavado en un pequeño valle al borde de la comarca de Antequera, rodeado de numerosas grutas y olivares.

La región estuvo poblada desde el pasado más remoto, como lo prueba una necrópolis de cuevas artificiales de la Edad del Cobre catalogada como la más importante de España, o los instrumentos hallados en la Cueva de la Belda, que debieron pertenecer a primitivos cazadores.  Huellas del paso romano son varias villas y los restos de una calzada que corresponde al itinerario de Antonino, mientras que sistemas de acequias para riego como en la Huerta del Marqués y algunas norias junto al río Genil son el indudable sello morisco.

El pequeño pueblo actual se arracima alrededor de la plaza, con sus estrechas y cortas calles y ventanas y balcones enrejados.  Es muy fácil llegar a Cuevas Bajas : desde la ciudad de Málaga tomamos la autovía A-45 (N-331) en dirección Antequera; en sus inmediaciones hay que enlazar con la A-92 y luego volver a la N-331 en dirección a Lucena. Al llegar al límite con la provincia de Córdoba tomaremos la A-6212 que nos lleva directamente a Cuevas Bajas.

Tradiciones y gastronomía: la villa conserva la tradicional cestería de mimbre, caña y vareta para hacer canastos y sillas. Se pueden saborear los platos típicos de la cocina antequerana más dos especialidades locales: el “resoli”, bebida casera a base de anís dulce, granos de café y hierbas aromáticas; y la estrella de la villa, la “zanahoria morá”; los secretos de su cultivo se transmiten de generación en generación desde hace más de mil trescientos años. Las propiedades que la han hecho famosa: anticancerígena, rica en caroteno y afrodisíaca.

Cosas para hacer: disfrutar de las fiestas de San Juan y su Semana Cultural que culmina con una romería, y otras fiestas locales como las candelarias, la feria de agosto o el día de la zanahoria morá.
Lugares para ver: la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XVIII, construida sobre un templo más pequeño con el singular detalle de la capilla del sagrario a la izquierda de las naves cuando normalmente se ubica detrás del altar mayor; dos hornacinas en la calle; la calle Real, con edificios emblemáticos como la Casa de los Cristales, Casa de Felipe Quintana y la antigua venta de Juan González, punto de encuentro de famosos bandoleros. Las medievales Aldea del Cedrón, fundada por los judíos y con hermosas vistas sobre el paisaje en el que confluyen cuatro provincias, y La Moheda, fundada por musulmanes, en la que se recomienda beber agua de su fuente.

Foto: Municipio de Cuevas Bajas

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario