La Villa de Guaro, sol y sabor

Iglesia de San Miguel en Guaro

La Villa de Guaro es un municipio de poco más de 22 Km2 de extensión y menos de tres mil habitantes, en el imponente marco del Parque Sierra de las Nieves y muy cerca de la Costa del Sol, que nos espera con toda la hospitalidad de la cultura andalusí.

Es muy fácil llegar a la Villa de Guaro. Desde Marbella por la carretera A-355 (Marbella – Cártama) tomando el desvío de la comarcal MA-419 (Monda – Guaro); desde Málaga por la A-357 (Málaga – Cártama), continuando hasta Coín por la carretera A-355, donde tomaremos la A-366 en dirección a Alozaina y el desvío a Guaro. También puedes llegar por autobús desde Málaga, Marbella o Coín.

Privilegiadamente ubicada dentro de la Reserva de la Biosfera Sierra de las Nieves, la Villa de Guaro, que ofrece sus atractivos naturales para todos los sentidos, es un lugar con identidad propia y diferenciada de otros municipios de la región.  Para conocerla se pueden seguir varios circuitos o recorridos como los que les contamos a continuación:

Centro Histórico, conociendo la fuente de San Isidro Labrador, patrón de los agricultores, en un bonito rincón lleno de plantas que es cuidado y conservado por la gente de la villa; la Iglesia de San Miguel Arcángel, del siglo XVI, reformada en 1605 y posteriormente reconstruida tras la Guerra Civil; paseo por las callejuelas, obervando la vida cotidiana del pueblo, sus costumbres y su gente.

La Luna Mora: Paseo por las estrechas callejuelas de sello morisco; este estilo de construcción tenía como finalidad evitar la entrada del sol y propiciar la circulación de la brisa. Paredes encaladas, flores y rejas de hierro forjado, nos conducen hacia el Museo del Aceite, donde se realiza el emblemático Festival de la Luna Mora, pasando por la calle Torre donde se encontraba la histórica Torre Vigía.

Ruta Guaro-Chiribenítez: en el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, para los amantes del senderismo. Partimos del Camino de Sotornil, bajando por una pendiente hasta la cañada Arroyo Hondo; allí veremos los bosques de pinos y encinas y la imponente silueta de la Sierra de las Nieves, a la cual intentaremos ascender. Es un sendero de dificultad media para el cual debemos llevar provisión de agua potable.

No dejemos la Villa de Guaro sin disfrutar de su exquisita gastronomía, sabia mezcla de tradición y técnicas modernas que tiene como protagonista a la almendra y sus derivados.

Foto: Villa de Guaro

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario