Igualeja, la villa escondida

Nacimiento del Genal

Igualeja, pequeña villa ubicada en el valle del Genal, a 142 Km. de la capital, aparece casi sorpresivamente en el último recodo del camino, y no es visible desde ninguna otra localidad de la región.  Es que la geografía presenta grandes accidentes y enormes masas forestales apenas interrumpidas por las brechas que se han abierto para la construcción de la carretera. Tan inclinadas son las superficies, que en Igualeja sólo pueden cultivarse la castaña y el olivo, y a veces huertos, en algunos lugares más cerca del río.

Cómo llegar a Igualeja

Desde la Costa del Sol se debe tomar la la autopista AP-7 (N-340) a San Pedro de Alcántara, y en esta localidad tomaremos la A-376 en dirección a Ronda. Doce kilómetros antes de llegar a Ronda nos desviamos por la carretera MA-526 que, tras recorrerla a lo largo de nueve kilómetros, nos deja justo en la villa.

Son muy pocos los datos con que se cuenta acerca de la historia de Igualeja; tal vez los primeros poblamientos de la región fueron de origen musulmán y lo demuestra en su urbanización morisca. El río Genal atraviesa la villa encajonado en una cañada de altas laderas y la divide en dos barrios bien diferenciados; el Alto, en la margen derecha, de calles sinuosas y con grandes pendientes, y el Albaicín, en la margen izquierda, donde se ubican la plaza y edificios principales y las mejores casas. Un puente de un solo ojo que pasaría desapercibido para quienes no conocen la villa, une ambos barrios.

Lugares para ver en Igualeja

La iglesia de Santa Rosa de Lima, construida en el siglo XVI sobre una antigua mezquita, de la que aprovechó su alminar; modificada en los siglos XVII y XVIII y nuevamente remodelada en el siglo XX; de la antigua estructura sólo queda el antiguo alminar que hace las veces de torre. Alberga varias imágenes de alto valor artístico, como un San Antonio en madera policromada perteneciente a la escuela granadina del XVII. Hay también un Cristo crucificado y un Niño Jesús del siglo XVIII y un San Gregorio Magno de la misma época.

Cosas para hacer en Igualeja

Disfrutar de sus bellezas naturales, ya que aquí se hallan las nacientes del río Genal; ese punto es ideal para una caminata por la villa, comenzando por las fuentes públicas y el casco viejo, recordando que Igualeja es el mejor mirador para contemplar el valle del Genal en toda su grandiosidad, con sus bosques de castaños rodeando el pueblo.

No dejemos Igualeja sin disfrutar de su exquisita gastronomía, nutrida con los productos de la huerta del Genal y su repostería de impronta morisca.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Deja tu comentario