Álora, la bien cercada

Alora

Esa es la frase que recibe a quienes atraviesan o pasan frente a la entrada del emblemático castillo de Álora, este municipio malagueño a 37 Km. de la capital, ubicado en la Comarca de Valle del Guadalhorce, que además nos reserva bellezas naturales, gastronomía y artesanías típicas y algo de su historia.

Poblada desde la Prehistoria como bien lo atestiguan los hallazgos en la cueva de Doña Trinidad y otras sorpresas como la misteriosa iglesia rupestre excavada de Bobastro, fue llamada Municipium Iluritanum durante la época romana. Quedan muchos vestigios de aquéllos tiempos, como por ejemplo un monolito cilíndrico de cincuenta centímetros de diámetro y casi un metro de altura (actualmente en el patio de la Iglesia), en el que se lee ese nombre. Se calcula que el monolito está allí desde el siglo I en tiempos del emperador Domiciano y se sabe que los habitantes de Iluro eran por cierto privilegiados pues gozaban del derecho itálico; fue una pujante región agrícola que comerciaba con el centro Imperial. Actualmente continúa con la producción agrícola especialmente en el cultivo de olivares y cítricos, también ganadería y actividad forestal.

En el siglo V comenzó la dominación goda, de cuyo paso quedan constancias como el alcázar del monte de las Torres, y luego la presencia musulmana que se extendió desde Málaga a las ciudades vecinas. En aquellos lejanos tiempos, por su posición estratégica, Álora debía ser conquistada para poder llegar a Málaga pero desde su imponente castillo se dominaba parte de la Hoya haciendo difícil el acceso y sufrió varios cercos antes de ser conquistada por los castellanos, de ahí la frase que la preside.

Este castillo fue levantado por los fenicios, reformado por los romanos y reconstruido por los árabes, a su llegada en el año 711, recuperándolo de sus ruinas. Se halla sobre un cerro y actualmente está destinado a cementerio municipal, pero se conservan dos torres en buen estado y gran parte de la muralla, normalmente con nichos adosados en el interior. Se puede visitar la torre del Homenaje desde la cual se tienen bellísimas vistas de la ciudad y los alrededores. Se encuentra bajo protección y reconocimiento especial como Patrimonio Histórico español.

“Álora, la bien cercada,
Tú que estás en par del río,
cercóte el Adelantado
una mañana en domingo…”,
“Viérades moros y moras
subir huyendo al castillo;
las moras llevan la ropa,
los moros harina y trigo,
y las moras de quince años
llevaban el oro fino,
y los moricos pequeños
llevan la pasa y el higo.”

Foto: Castillosnet

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Pueblos y Ciudades de Málaga


Comentarios (1)

  1. Tomas Alvarez Lafuente dice:

    nos han gustado mucho este reportaje. a mi ver el articulo este es muy compresivo. veo que el castillo de Alora es muy preservado en buen estado.
    Tenia la suerte visitar Alora – hace dos anos y recuerdo los tavernas, su gastronomia, sus tertulias y los senderos como un sueno

    Algun dia volvere a ver y hacer otra vez

Deja tu comentario