Ajo blanco, otra receta fresca

Málaga puede presumir de tener recetas gastronómicas especiales para el verano que sirve para refrescarnos del cada vez más frecuente “terral”. Y es que la “caló” aprieta y a veces ya no sabemos ni cómo resguardarnos de ella.

Hace unos días os hablábamos de nuestra típica porra antequerana, un plato que siempre vemos mucho en la feria de Málaga y que tan rico está. Hoy os traemos otra especialidad malagueña: el ajo blanco, otra especie de sopa fría cuyos ingredientes principales son las almendras y el ajo.

Como ocurre con casi todos los platos culinarios, al traspasar las fronteras malagueñas se comenzaron a adaptar distintas costumbres propias de cada sitio, aunque la mayor parte de las variaciones que se hacen se basan en lo que se le echa al servirlo, como acompañamiento. Si en Málaga lo tradicional es servirlo con uvas moscatel típicas malagueñas, por ahí fuera se ha extendido la costumbre de servirlo con bolitas de melón y en otros sitios con pan tostado.

Sin más, aquí os dejo con la sabrosa receta del ajo blanco:

Ingredientes

  • 200 gr. de almendras sin tostar y peladas
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 litro de aceite
  • vinagre, agua y sal

Dificultad: fácil

Elaboración

  • Poner en un mortero las almendras con los dientes de ajo y un poco de sal, y majarlo todo muy bien
  • Ir añadiendo el aceite poco a poco al mismo tiempo que se mezcla y se sigue triturando de modo que vaya quedando una pasta blanca
  • Una vez hecha esa pasta y poco antes de servir, se le añade agua para ponerlo en el punto de liquidez/solidez deseado
  • Rectificar de vinagre y sal, al gusto.
  • Servir en cuencos y echarle uvas moscatel.

Y lo dicho, que lo disfrutéis en un buen día de calor. Os encantará.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia malagueña


Deja tu comentario